STEs Castilla y Le�n Comunicados

Texto integro de la comparecencia del Consejero en las Cortes y posterior debate

13 de mayo de 2011

Texto de las intervenciones en formato pdf.

Intervenci�n Consejero

Intervenci�n grupos oposici�n

Borrador de Orden por la que se concretan las medidas urgentes de racionalizaci�n del gasto p�blico en el �mbito de los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos p�blicos de la Comunidad de Castilla y Le�n.

Borrador de racionalizaci�n (recortes educativos) presentado el viernes 15 junio en la Mesa Sectorial de Educaci�n.

Criterios expuestos el d�a 25 de mayo por la Consejer�a en la Mesa Sectorial sobre los ajustes (recortes)

 

El Consejero adelanta en las Cortes como quiere aplicar en nuestra Comunidad el Real Decreto Ley de los recortes en educaci�n


Tal y como hemos podido conocer a trav�s de los medios de comunicaci�n, el Consejero de Educaci�n compareci� el d�a 8 de mayo en las Cortes para informar sobre c�mo pretend�a aplicar en nuestra Castilla y Le�n las medidas para recortar el gasto educativo contempladas en el citado RDL. A la vez el Director General de Recurso Humanos ha mantenido reuniones informativas con los sindicatos de la Mesa Sectorial.

Como ya hemos denunciado los STEs, el Real Decreto-ley 14/2012, ha sido impuesto por el Ministerio de Educaci�n sin ninguna negociaci�n y tirando por tierra las leyes org�nicas educativas vigentes.

Sus medidas ya conocidas sobre el aumento de n� de alumnos por grupo, incremento jornada lectiva del profesorado, no cobertura de sustituciones, l�mites a la oferta de Bachillerato y Formaci�n Profesional, Tasas universitarias, ... suponen un instrumento destinado a reducir el presupuesto, en especial para los centros educativos p�blicos, y pueden provocar el despido masivo de profesorado.

Aunque el Consejero ha presentado una aplicaci�n "m�s moderada" que las que se anuncian en otras CCAA, su aplicaci�n en los t�rminos anunciados provocar�a unos efectos muy perniciosos sobre la calidad de la ense�anza, el empleo y las condiciones laborales del profesorado. Adem�s, con el RDL ah� como amenazante espada de Damocles, en cualquier momento se podr�n dar m�s y m�s vueltas de tuerca.

STECyL-i rechaza las medidas planteadas y emplaza a la Consejer�a a negociar con los representantes del profesorado, padres y madres, alumnado y universidades p�blicas.

STECyL-i est� dispuesto a negociar hasta donde sea posible, pero no pactar� medidas que provoquen la merma de la calidad de la ense�anza y de la igualdad de oportunidades educativas para el alumnado, o que provoquen el despido masivo del profesorado. A la vez, hacemos un llamamiento a la movilizaci�n unitaria del conjunto de la comunidad educativa en los centros p�blicos y en la calle. Nuestra pr�xima cita es el 22 de mayo, d�a en el que todos los sindicatos de la ense�anza p�blica hemos convocado una huelga general en el sector.

Con el prop�sito de informar al profesorado y al conjunto de la Comunidad Educativa, ofrecemos el texto integro de la Comparecencia del Consejero de Educaci�n, a petici�n propia, para informar sobre incidencia del Real Decreto-ley 14/2012, de veinte de abril, de medidas urgentes de racionalizaci�n del gasto p�blico en el �mbito educativo de Castilla y Le�n en el Pleno de las Cortes de Castilla y Le�n de 8 de marzo de 2012.

Federaci�n STECyL-i. 11 de mayo de 2012.

PLENO DE LAS CORTES DE CASTILLA Y LE�N 8 DE MAYO DE 2012

Segundo punto del Orden del D�a: "Comparecencia del Excelent�simo se�or Consejero de Educaci�n, a petici�n propia, para informar sobre incidencia del Real Decreto-ley 14/2012, de veinte de abril, de medidas urgentes de racionalizaci�n del gasto p�blico en el �mbito educativo de Castilla y Le�n".

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias. Tiene la palabra el Consejero de Educaci�n, se�or Mateos Otero.

 

Gracias, se�ora Presidenta. Se�oras y se�ores Procuradores, comparezco a petici�n propia ante esta C�mara para informar sobre la incidencia en Castilla y Le�n de la aplicaci�n del Real Decreto-ley 14/2012, de veinte de abril, de medidas urgentes de racionalizaci�n del gasto p�blico en el �mbito educativo.

Se�or�as, el �mbito educativo, aun cuando est� especialmente considerado y protegido, no puede ser ajeno a los sacrificios que actualmente la actual coyuntura econ�mica nos impone, pues, sin ello, resultar�a de todo punto imposible preservar los aspectos esenciales de nuestra educaci�n y hacerla sostenible.

Mejorar la eficiencia de las Administraciones P�blicas es un deber para quienes tenemos responsabilidades de Gobierno, pero tambi�n lo es cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria, derivado del marco constitucional y de nuestra pertenencia a la Uni�n Europea.

Ahora bien, cuando de educaci�n se trata, ello debe ir acompasado con nuestros irrenunciables objetivos de calidad y de eficiencia. Nuestra Comunidad, desde que asumi� las competencias en educaci�n, ha visto reconocida la calidad, la equidad y la excelencia de su sistema educativo, tanto en el �mbito nacional como internacional, y as� lo demuestran el Informe PISA y las evaluaciones de diagn�stico.

Pues bien, para seguir manteniendo esta posici�n de privilegio, Se�or�as, Castilla y Le�n es la Comunidad Aut�noma m�s sobresaliente, es necesario adoptar unas medidas que refuercen el obligado ahorro, sin que por ello se resienta la calidad de este servicio esencial que se presta a los ciudadanos y a la sociedad.

La Junta de Castilla y Le�n, como ya ocurri� con la aplicaci�n de la Ley Org�nica de Educaci�n -la famosa LOE-, ha analizado detenidamente la situaci�n actual, y est� en condiciones de proponer una l�nea de actuaci�n, particular y propia, capaz de hacer frente de manera adecuada a las dificultades que ahora se nos presentan, considerando al mismo tiempo nuestras especificidades, entre las que sobresalen tres notas distintivas de nuestro sistema educativo: la calidad, contrastada en los �mbitos nacionales e internacionales �como ya les he indicado-; la ruralidad, pues ha de atender a la enorme extensi�n de nuestra Comunidad y la dispersi�n de su poblaci�n; y, por �ltimo, el equilibrio entre el sector p�blico y la ense�anza concertada, en el que se reconoce el respeto a la libertad de elecci�n de las familias.

Se�or�as, tenemos plena confianza en la solidez de nuestra educaci�n y en la responsabilidad y madurez de nuestra comunidad educativa, en las que destaca la competencia, profesionalidad y compromiso de nuestro profesorado. Por ello, vamos a articular �nicamente aquellas medidas m�s necesarias, aquellas que, por decirlo de una manera llana, resultan obligadas por la actual coyuntura. Y lo vamos a hacer teniendo como norte la mejor formaci�n para nuestros ni�os y j�venes, ellos son la �ltima raz�n de la educaci�n.

Nos planteamos, por tanto, ning�n cambio que afecte a la estructura del sistema ni a la atenci�n que reciben nuestros alumnos de forma ordinaria. En vez de ello, proponemos medidas compatibles con el mantenimiento de nuestro sistema educativo, medidas que potencien su eficacia y optimicen el empleo de nuestros recursos.

Con todo, Se�or�as, son medidas dif�ciles, dolorosas �si me permiten esta expresi�n-, pero, insisto, Se�or�as, absolutamente necesarias en una situaci�n econ�mica tan delicada que tiene su expresi�n m�s dram�tica en los m�s de cinco millones y medio de ciudadanos en paro.

Dos grandes pilares o ejes de intervenci�n sustentan y apoyan el conjunto de las medidas que a continuaci�n voy a detallarles. El primero de ellos es la b�squeda de la eficiencia como pauta en todas las actuaciones de la administraci�n educativa, imponiendo una distribuci�n racional y eficaz de los recursos, eliminando gastos no esenciales y concentrando nuestro esfuerzo presupuestario en los apartados de mayor utilidad social. Esta vocaci�n de racionalidad y de control del gasto se ha reforzado en este curso escolar y la vamos a intensificar en el futuro, y tendr� el car�cter de ser permanente en nuestra administraci�n educativa.

El segundo de los pilares, en cambio, es coyuntural. Se refiere al esfuerzo que pedimos a nuestro profesorado y a toda la comunidad educativa, incluida la propia Administraci�n que dirijo. En la medida de nuestras posibilidades y con la ayuda de todos (alumnos, profesores, familias, sindicatos y de ustedes tambi�n, Se�or�as) la calidad no se ver� afectada, porque es una caracter�stica esencial de nuestro sistema educativo, que cuantos estamos inmersos en la educaci�n hemos de defender con m�s responsabilidad, con m�s dedicaci�n, con m�s trabajo.

En cualquier caso, Se�or�as, quiero transmitirle algunas consideraciones que hemos tenido bien presentes en el dise�o de estas medidas. La primera es que los cambios que se produzcan en la ratio profesor-alumno no afectar�n a la estructura del propio sistema, sino que ser�n meros reajustes para optimizar los recursos humanos. La segunda es que hemos intentado, en todo momento, reducir a los m�nimos imprescindibles los efectos sobre el empleo del profesorado en nuestra regi�n. La tercera, que la situaci�n econ�mica de nuestra Comunidad, que no es tan grave como lo que pueden ser en otras Comunidades, nos permite acometer actuaciones menos restrictivas, como ha quedado demostrado en todas las acciones llevadas a cabo ya en el presente curso escolar que est� a punto de acabar. El cuarto, en todo momento, la preservaci�n de la calidad del sistema educativo ha prevalecido ante cualquier otra consideraci�n a la hora de adaptar la normativa estatal, recientemente publicada, a la realidad espec�fica de nuestra Comunidad. Y quinto, todos los componentes del sistema educativo de Castilla y Le�n est�n llamados a ser solidarios, a contribuir con su esfuerzo, y todos debemos de intentar cumplir objetivos de austeridad, que vienen determinados por la coyuntura econ�mica en la que se encuentra nuestro pa�s.

Se�or�as, hechas pues estas consideraciones, expondr� a continuaci�n el modo en el que vamos a aplicar en nuestra Comunidad el Real Decreto-ley 14/2012, de veinte de abril, Medidas Urgentes de Racionalizaci�n del Gasto P�blico en el �mbito educativo.

La exposici�n que ante Sus Se�or�as estoy realizando ni contradice ni sustituye a la explicaci�n que en su momento dar� a la comunidad educativa, as� como a la negociaci�n que realizaremos y estamos realizando con los agentes sociales y con la universidad.

Se�or�as, ahora no corresponde debatir el Presupuesto. Este se presentar� en fechas pr�ximas, y entonces, sin lugar a dudas, les explicar� con detalle todos los elementos que configuran el Presupuesto de Educaci�n de la Junta de Castilla y Le�n. Ahora quiero tratar el Real Decreto-ley 14/2012.

 

Las medidas para la educaci�n no universitaria.

�  En primer lugar, me voy a referir a las ratios de los alumnos por aula.

Como ustedes conocen, en el Real Decreto dice un n�mero m�ximo de alumnos por aula, que en la Ense�anza Obligatoria ser� de veinticinco para la Educaci�n Primaria, y de treinta para la Educaci�n Secundaria Obligatoria.

Lo que no modifica, Se�or�as, el Real Decreto es el Art�culo 82.2 de la LOE que establece lo siguiente: "Asimismo, podr�n autorizar un incremento de hasta un diez por ciento del n�mero m�ximo de alumnos por aula en centros p�blicos y privados concertados de una misma �rea de escolarizaci�n para atender necesidades inmediatas de escolarizaci�n del alumnado de incorporaci�n tard�a".

En Castilla y Le�n, de acuerdo con los principios que acabo de anunciarles, se continuar� con la ratio establecida en el Art�culo 157.a) de la LOE, pero se utilizar� la modificaci�n del Art�culo 2 del Real Decreto 14.12 para ampliar los supuestos de excepcionalidad que establece el Art�culo 87.2 de la LOE, incluyendo, adem�s del alumnado de incorporaci�n tard�a, otras circunstancias, como pueden ser el alumno repetidor o las ense�anzas de Formaci�n Profesional en determinados ciclos.

No obstante, en las distintas etapas habr� los ajustes de ratios que les paso a describir:

De manera general, Se�or�as, seremos estrictos en la aplicaci�n de la ratio por grupos en todas las etapas. Vamos a ser m�s rigurosos en la conformaci�n de los grupos y vamos a realizar los desdobles de los grupos atendiendo a criterios muy espec�ficos y debidamente justificados. As�, para la Educaci�n Infantil y Primaria, sin tener que modificar la normativa, ajustaremos las ratios de los centros incompletos y las localidades de CRA sin que desaparezca ning�n centro rural.

Acometeremos la reducci�n progresiva de los grupos de ESO que pertenecen que pertenecen a los centros de Educaci�n Infantil y Primaria del �mbito rural, comenzando por aquellos que tengan una ratio inferior a los diez alumnos por grupo.

En las ense�anzas secundarias, los programas de diversificaci�n, se aplicar� de manera estricta la ratio m�nima de seis alumnos en la zona rural y ocho en la zona urbana, estableciendo... que ya lo hemos hecho, como ustedes saben, en el presente curso escolar.

Y en cuanto a las optativas en ESO y Bachillerato no de modalidad, estableceremos un l�mite m�nimo de alumnos para impartirlas, que se sit�a en diez alumnos en el �mbito urbano y ocho en el �mbito rural.

Para la Formaci�n Profesional, se suspender� la puesta en marcha de los ciclos formativos que tengan una ratio de alumnos por grupo inferior a diez alumnos en el primer curso. El cupo de estos ciclos formativos quedar� condicionado a su eventual puesta en marcha si sobrepasa la mencionada ratio de diez alumnos por grupo, a no ser que existan caracter�sticas singulares.

As� mismo, estudiaremos la puesta en marcha de aquellos PCPI que tengan una matr�cula inferior a los diez alumnos por grupo y mantendremos �nicamente aquellos en las que concurran caracter�sticas singulares. Y aunque no es medida que ata�e al Real Decreto, tambi�n respecto a los PCPI, reduciremos subvenciones a entidades sin �nimo de lucro y a entidades locales.

Para las ense�anzas de r�gimen especial, en lo que a las ense�anzas de idiomas se refiere, la actuaci�n fundamental, especialmente en las secciones de las escuelas oficiales de idiomas, pasa por mantener los primeros cursos en idiomas que al menos tengan diez alumnos matriculados en septiembre.

Y en cuanto a las ense�anzas art�sticas superiores de Arte Dram�tico, se mantendr�n las dos especialidades existentes: Interpretaci�n, y Direcci�n Esc�nica y Dramaturgia, con un grupo por especialidad. En lo que las ense�anzas art�sticas elementales y profesionales de danza se refiere, se ajustar� el cupo al curr�culum vigente.

Se�or�as, la aplicaci�n de los criterios que he expuesto servir�n para planificar el cupo de profesorado necesario para el pr�ximo curso escolar.

 

 - Expuestos ya los ajustes en las ratios, me ocupar� seguidamente de la materia relacionada con la jornada lectiva del personal docente, en la que vamos a proceder del siguiente modo:

Se aplicar� el m�nimo de veinticinco horas lectivas semanales para maestros y de veinte horas en el resto de ense�anzas. El establecimiento de un m�nimo de veinte horas supone un incremento de la carga horaria, que debe destinarse a la mejora de la calidad y los resultados acad�micos, lo que redundar� en una mejor atenci�n al alumnado de la ESO, ampliando en una hora de tutor�a al profesor tutor de estos cursos, y al no tutor implantando como la hora lectiva la primera hora de guardia.

As� mismo, en el resto del horario lectivo podr� utilizarse, seg�n la planificaci�n del propio centro docente, en el Programa del �xito Educativo, en desdobles y refuerzos planificados, o en el refuerzo para disminuir el fracaso en el Bachillerato, o para la coordinaci�n de proyectos de formaci�n en el centro, entre otras.

Los restos derivados del incremento de la jornada laboral, treinta y siete horas y media horas semanales, podr�n asumir en alg�n caso horas de compensaci�n de cargos directivos y otros apoyos. No se nos oculta que tal medida va a repercutir en el profesorado interino, por ello es nuestra intenci�n alcanzar con los agentes sociales un acuerdo para aminorar su incidencia.

 

 - Tratar�, en tercer lugar, de las sustituciones del profesorado.

El Real Decreto establece que el nombramiento de funcionarios interinos por sustituci�n transitoria de los profesores titulares se producir� �nicamente cuando haya transcurrido diez d�as lectivos desde la situaci�n que da origen a dicho nombramiento. El periodo de diez d�as lectivos previo al nombramiento del funcionario interino deber� ser atendido con los recursos del propio centro docente. Tal disposici�n viene a ser coincidente con el borrador de instrucciones sobre la cobertura de ausencias del personal docente, que se ha entregado por parte de la Consejer�a de Educaci�n a los agentes sociales de la Mesa Sectorial y se encuentra en fase de negociaci�n.

 - Respecto al Bachillerato.

me referir� especialmente a la organizaci�n de las modalidades, pues en algunos centros, especialmente en el �mbito rural, el escaso n�mero de alumnos hace que las ratios de los grupos de Bachillerato sean muy bajas, con un coste inasumible en las circunstancias actuales. En tales casos, adaptaremos, pues, una de estas dos medidas, que puede tener una aplicaci�n progresiva seg�n el n�mero de alumnos que cursen estas ense�anzas: que las materias comunes de ambos Bachilleratos sean impartidas conjuntamente y no en grupos diferenciados; o bien que los centros pr�ximos puedan organizarse de manera que oferten �nicamente una modalidad de Bachillerato, y los alumnos que opten por la otra modalidad se desplacen al otro centro u otros centros que le son pr�ximos.

 - Tambi�n, el �mbito de la ense�anza concertada, como no pod�a ser de otro modo,

ha de contribuir a este esfuerzo, en cuanto se corresponde a sus especiales caracter�sticas.

Para ello se van a poner en marcha una serie de medidas que permitan mantener el equilibrio entre el sistema educativo concertado y el p�blico. Entre ellas, quiero se�alar: el respecto a la ratio, se aplicar�n las mismas que en la ense�anza p�blica; la ampliaci�n de la jornada lectiva, de acuerdo con lo establecido en el Art�culo 3 del Real Decreto 14 de dos mil... dos mil doce; se ampliar� igualmente el plazo m�nimo para sustituir a los profesores especialistas con arreglo a lo dispuesto en el Art�culo 4 del citado Real Decreto-ley; y por �ltimo, se organizar�n los conciertos de las unidades concertadas de Bachillerato, con la posibilidad de transformar parte de estas unidades concertadas en PCPI. En lo que se refiere al profesorado de religi�n, deber� realizarse, as� mismo, actuaciones, adaptando su jornada laboral a la nueva normativa y a la configuraci�n de los grupos con un n�mero m�nimo de alumnos.

- Respectos a la Formaci�n Profesional.

Antes de terminar este apartado referido a la educaci�n no universitaria, quisiera referirme a la implantaci�n de ense�anzas de Formaci�n Profesional, que, como Sus Se�or�as conocen, la medida establecida en el famoso Real Decreto 14/2012 no tiene incidencia inmediata, ya que se aplaza la aplicaci�n hasta el curso dos mil catorce-dos mil quince. Pero esta medida no genera ahorro, �nicamente supone que no haya un mayor gasto adicional.

Se�or�as, de un modo global, el conjunto de medidas que he expuesto para la educaci�n no universitaria suman una previsi�n de ajuste de m�s de siete millones y medio en el presente a�o, lo que equivale a entre cuatrocientos y seiscientos profesores, cuyos efectos se minimizar�n en el establecimiento de modelos organizativos adecuados.

 

Se�or�as, anunciadas las medidas para la educaci�n no universitaria, pasar� a exponerles las relacionadas con la ense�anza universitaria.

La modificaci�n de la Ley 6/2001, de Universidades, relativa a la implantaci�n y supresi�n de ense�anzas conducentes a la obtenci�n de t�tulos universitarios de car�cter oficial y validez de todo el territorio nacional �y as� lo entendemos-, es una herramienta que debe conducir a la racionalizaci�n del mapa de titulaciones.

Ahora bien, esto es algo que debe acometerse de com�n acuerdo con las universidades. Por ello, en la pr�xima reuni�n de la Comisi�n Acad�mica propondr� a los rectores la creaci�n de una comisi�n universidades p�blicas-Consejer�a, que aborde el problema y proponga un plan que, sin afectar a la gama de titulaciones, elimine duplicidades con baja demanda y refuerce la especializaci�n de las universidades, de manera que estas logren una mayor eficiencia en el uso de sus recursos. La comisi�n tendr� hasta el mes de octubre para trabajar y elevar sus propuestas. Antes de que finalice... y antes que finalice este a�o plantear�, previa presentaci�n en estas Cortes, sus conclusiones, y propondr� un decreto de ordenaci�n acad�mica para aplicar los cambios introducidos en el curso dos mil trece-dos mil catorce.

Las dem�s modificaciones que plantea el Real Decreto-ley tienen que ver fundamentalmente con la contenci�n del gasto de personal y con el reajuste de los precios p�blicos. Es importante vincular estos dos temas, porque precisamente el incremento de las matr�culas universitarias ir� destinado a sufragar el cap�tulo de personal, y servir� para reducir la presi�n que tiene en estos momentos nuestra hacienda.

Como saben ustedes, Se�or�as, el Real Decreto-ley establece que las matr�culas deben fijarse de manera tal que cubran un cierto porcentaje del coste de la prestaci�n del servicio, que estar�, en el caso de las primeras matr�culas, entre el 15 y el 25 %. Las dificultades para determinar con precisi�n el coste del servicio hacen que la aplicaci�n de este mandato sea dif�cil y complejo. En cualquier caso, es nuestra intenci�n proponer unas matr�culas que se sit�en en la mitad del intervalo, manteniendo as� la pol�tica que hemos venido practicando en el pasado respecto a las subidas de los precios p�blicos universitarios. Se�or�as, de acuerdo con nuestras primeras estimaciones esto se va a traducir, para un curso de sesenta cr�ditos, en una subida que estar� entre 200 y 400 euros.

En cualquier caso, el aumento de las tasas ir� acompa�ado de ayudas, fondo de solidaridad, para aquellas familias que as� lo necesiten; ayudas que sirvan para cubrir estos incrementos. Para nosotros, la posibilidad de realizar estudios universitarios es un derecho que no va a limitarse, porque estamos hablando del principio de igualdad de oportunidades.

Estos principios y compromisos que hoy expongo a Sus Se�or�as han sido explicados ya a los rectores, y, tras los pertinentes estudios t�cnicos y posibles acuerdos que podamos alcanzar, ser�n plasmados en el pr�ximo mes de junio en un decreto en el que, como es habitual, determinaremos tambi�n las tasas, los precios p�blicos de las segundas y terceras matr�culas, que se ajustar�n a los m�nimos recogidos en el Real Decreto-ley en relaci�n con el curso dos mil trece-dos mil catorce.

Finalmente, es preciso resaltar que nuestras universidades disponen de un presupuesto al que tienen la obligaci�n de ajustarse. Y perm�tanme decirles que las universidades p�blicas de Castilla y Le�n han liquidado con super�vit sus presupuestos. Con ellos, y con los debidos ajustes, estar�n en condiciones de poder desarrollar adecuadamente su labor. Pues bien, Se�or�as, la previsi�n de la aplicaci�n del Real Decreto-ley para la ense�anza universitaria, con todas las salvedades que un c�lculo como este implica, supondr�, en el mejor de los casos, un incremento de la financiaci�n privada en torno a 7.000.000 en el presente a�o y 21 para el curso completo.

Hasta aqu�, Se�or�as, las medidas demandadas en raz�n del contenido del Real Decreto-ley. Pero, como ya les anticip�, en el Presupuesto del dos mil doce recoger� otras medidas de ahorro y de contenci�n del gasto p�blico, obligados por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Medidas de ahorro que podemos calificar de internas y de reordenaci�n y de funcionamiento, y que formar�n parte del Presupuesto que les explicar� en los pr�ximos d�as.

 

Ya concluyo, Se�or�as. La dif�cil situaci�n por la que atravesamos hace necesario reforzar al m�ximo la eficacia y la eficiencia, la mayor cohesi�n y la mayor coordinaci�n posible, para evitar que el sistema educativo y el futuro de nuestros j�venes pueda quedar hipotecado. Por supuesto, todas estas medidas educativas est�n abiertas a todas las posibles propuestas, sugerencias y mejoras que pudi�ramos recibir de los Grupos Pol�ticos de esta C�mara, as� como de los agentes sociales, las universidades y la comunidad educativa. A todos una vez m�s, ofrecemos un di�logo permanente y una b�squeda del acuerdo en la instrumentaci�n de tales medidas, pues el entendimiento en el seno de la comunidad educativa es, quiz�s, ahora m�s necesario que nunca; pero siendo consciente �eso s�- que la gravedad de la situaci�n econ�mica es tal que nos obliga a acometer esta reducci�n del gasto educativo.

Se�or�as, como he afirmado el comienzo de mi intervenci�n, es la hora de la responsabilidad, de la generosidad, de la altura de miras, del esfuerzo com�n, de buscar el beneficio de nuestros alumnos, que son lo m�s importante. Y a ellos, en especial, a quienes m�s lo necesitan, deben de ir dirigidas todas nuestras acciones. As�, entre todos mantendremos con sus se�as de identidad �ntegras el sistema educativo de Castilla y Le�n, del que tan orgullosos y satisfechos pueden sentirse los castellanos y leoneses. Muchas gracias. [Aplausos].

 

INTERVENCIONES DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SOCIALISTA, MIXTO Y POPULAR.

 

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Muchas gracias. Para fijar posiciones, formular preguntas o hacer observaciones, en representaci�n del Grupo Parlamentario Socialista compartir�n su turno la se�ora Marqu�s S�nchez y el se�or Pablos Romo por un tiempo m�ximo de diez minutos. En primer lugar, tiene la palabra la se�ora Marqu�s S�nchez.

LA SE�ORA MARQU�S S�NCHEZ:

Gracias, se�ora Presidenta. Buenas tardes, Se�or�as. Bueno, yo no puedo comenzar hoy mi intervenci�n sin resaltar la falta de valor del Presidente Herrera, que no se atreve a justificar ante los ciudadanos... [murmullos] ... que no se atreve a justificar... [aplausos] ... a los ciudadanos unos recortes en algo que se supone que es una prioridad para su Gobierno, se�or Presidente... -as� lo dice en sus discursos- [murmullos] ... pero luego comprobamos en sus �ltimos presupuestos que fue una de las partidas que m�s baj�, la Consejer�a de Educaci�n baj� por debajo de la media. Hemos visto tambi�n en este Pleno que usted ignoraba la situaci�n que por sus recortes padecen d�a a d�a los colegios y los institutos de nuestra Comunidad; y hoy �como digo- vemos que no se atreve usted a venir a esta tribuna a dar la cara a la ciudadan�a.

No nos gusta el formato, Se�or�as, y, sinceramente, lo que pedimos es que no se insulte a la inteligencia de los que estamos aqu� presentes... [murmullos] ... ni a la inteligencia de a quienes representamos vistiendo esta comunicaci�n de un supuesto debate de un pacto por el blindaje de los servicios p�blicos, porque ni siquiera hoy podemos ejercer el derecho a voto sobre lo que el se�or Consejero ha venido a contar.

Creemos, se�or Consejero, que esta comunicaci�n es prematura. A nosotros nos parece un atrevimiento venir hoy a las Cortes de Castilla y Le�n a informar de algo que tiene en vilo a la comunidad educativa de esta Comunidad y no cuantificar. Me ha parecido entenderle �no s� si ha sido un error- que con todas estas medidas van a ahorrar 7.000.000 de euros, esa es la cantidad que yo he cre�do entenderle. Pues mire, le voy a decir, con la cantidad que ustedes han dejado de presupuestar en cualquiera de las Direcciones Generales de su Consejer�a de los �ltimos presupuestos ya tendr�an m�s que suficiente para suplir ese supuesto ahorro. Nos gustar�a que nos diga claramente cu�nta gente se va a quedar en la calle, a cu�ntos desdobles vamos a tener que renunciar y cu�ndo se le va a comunicar a los docentes qu� va a pasar con sus vidas el pr�ximo concurso... [aplausos] ... porque espero... espero que no se lo comuniquen en periodo vacacional para desactivar sus protestas.

Nosotros manifestamos nuestro profundo rechazo a estos recortes porque no son medidas que persigan un ahorro, son medidas que se amparan en una situaci�n econ�mica complicada para desmantelar nuestro sistema educativo, son reformas que vienen a quedarse mientras gobierne el Partido Popular y son medidas que rompen la equidad y perjudican la calidad. No son necesarias para salir de la crisis, todo lo contrario, nos abocan a permanecer m�s tiempo en una situaci�n de desventaja; y no son necesarias para garantizar la sostenibilidad del sistema. Si aparecen 10.000 millones de euros para Bankia, �c�mo no va a aparecer esa cantidad para educaci�n y sanidad en este pa�s? [Aplausos].

Y, adem�s, los socialistas tenemos otro modelo, y nosotros les seguimos pidiendo que act�en sobre las rentas m�s altas. [Murmullos]. Tenemos todav�a margen...

 

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Se�or�as, por favor.

LA SE�ORA MARQU�S S�NCHEZ:

... en Castilla y Le�n para que ustedes repongan el impuesto de sucesiones y donaciones: 120 millones de euros se podr�a conseguir a trav�s de ese impuesto.

El discurso de solo austeridad nos lleva a la desesperaci�n; en estos momentos se est�n levantando voces en Europa diciendo que solo con austeridad no salimos de la crisis; en estos momentos, Bruselas estudia dar a Espa�a un a�o m�s de plazo para cumplir el d�ficit del 3 %. Por eso queremos decirle, se�or Consejero, que aguante, que plante cara, que sabe que ah� no le vamos a dejar solo; y no vamos a dejarle solo los socialistas de Castilla y Le�n, sino que va a estar arropado por toda la comunidad educativa de esta Comunidad.

Quiero decirle tambi�n que plante cara, porque este Gobierno de Espa�a no es de fiar, no es de fiar, se�or Consejero. �Se da cuenta... [murmullos] ... se da cuenta... [Murmullos]. Se�ora Presidenta.

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Se�or�as, por favor.

LA SE�ORA MARQU�S S�NCHEZ:

Ha llamado al orden a mis compa�eros por mucho menos de lo que est�n haciendo en estos momentos... [aplausos] ... los Procuradores y Procuradoras del Partido Popular.

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Perdone, se�ora Mart�n... Marqu�s S�nchez, eso lo tengo que valorar yo, y no estoy de acuerdo con su apreciaci�n. [Murmullos]. Contin�e, por favor.

LA SE�ORA MARQU�S S�NCHEZ:

Pues lo lamento, lo lamento. Estaba yo diciendo que el Gobierno de Espa�a no era de fiar y que nos arriesgamos a poner patas arriba nuestro sistema educativo para que en un periodo muy breve de tiempo cambien de opini�n. Nosotros, se�or Consejero, le decimos que aguante, que estas no son las medidas que necesita nuestro sistema educativo.

Y tambi�n quiero que nos diga con toda claridad una cuesti�n: no nos interesa saber si le gustan o no estos recortes, si le parecen dolorosos o no, nosotros lo que queremos saber es si usted los comparte, si las medidas recogidas en este Real Decreto-ley cree usted que eslo que necesita la comunidad educativa de Castilla y Le�n. Muchas gracias. [Aplausos].

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Muchas gracias. A continuaci�n, tiene la palabra el se�or Pablos Romo.

EL SE�OR PABLOS ROMO:

Gracias, Presidenta. Consejero, para comentar sin dudas: el Grupo Socialista est� radicalmente en contra del Real Decreto-ley 14/2012 en lo que afecta al �mbito universitario -por cierto, la mayor parte de ese decreto- tanto por el fondo como por la forma en la que se justific� su presentaci�n. Usted lo sabe bien. Nos parece absolutamente reprobable e injusto con la Universidad espa�ola, que el se�or Wert poco menos que llamase in�tiles a profesores investigadores y vagos a los estudiantes. Eso, desde luego, es algo que no hay manera de entender, hasta tal punto que la semana pasada los Rectores aprobaron textualmente lo siguiente:

Rechazar de forma rotunda el procedimiento seguido por el Ministerio de Educaci�n, Cultura y Deporte, en el que medidas de vital importancia para el funcionamiento y gesti�n de las universidades incluidas en el citado real decreto-ley han sido conocidas a trav�s de los medios de comunicaci�n y de su publicaci�n en el Bolet�n Oficial del Estado. Y rechazar categ�ricamente los argumentos defendidos por el Ministerio, que apuntan al insuficiente trabajo de profesores y estudiantes para justificar las medidas incluidas en �l. La preservaci�n de la excelencia acad�mica y la paralela satisfacci�n del principio de igualdad de oportunidades no encuentran, por contra, enunciaci�n expl�cita en la citada norma.

Eso dicen los Rectores, se�or Consejero. Con eso estamos de acuerdo y no hay intersecci�n con el se�or Wert. Hay un grave ataque a la universidad espa�ola y, usted, ser�a bueno que dijese esta tarde aqu� si est� con los Rectores o con el se�or Wert. Nosotros lo tenemos muy claro: estamos con la opini�n de los Rectores. [Aplausos].

Sabe, adem�s, que las acusaciones son falsas; saben que son absolutamente falsas. Hace tres d�cadas �ramos insignificantes en investigaci�n, hoy somos la novena potencia mundial. El 80 % de los estudiantes que inician una carrera universitaria la finalizan; la media de la OCDE es el 70 %; por eso, nos parece que la forma de su presentaci�n es absolutamente injustificable y por eso es por lo que le planteamos estas consideraciones aqu�, ante el Pleno.

Y si estamos en contra de la forma, tambi�n estamos en contra del fondo. Ha dicho usted que el "tasazo universitario" es un reajuste de precios p�blicos. Le reconozco su capacidad de utilizar el lenguaje, pero mire, yo creo, se�or Consejero, en el aprecio que le tengo, que hoy se ha consagrado. Ha empezado diciendo: "es muy dif�cil calcular cu�les son los tramos respecto al porcentaje de coste". Y despu�s nos dice: "vamos a seguir con la pol�tica de siempre, lo tenemos en la mitad". Si es muy dif�cil calcularlo, �c�mo va a ser a la mitad? Ya nos ha dicho algo, nos ha dicho que va a subir entre 200 y 400 euros al a�o en primera matr�cula. Entonces, 400 ser� m�xima experimentalidad.

Mire, su pol�tica de "hasta ahora" ha hecho que esa m�xima experimentalidad... -por ejemplo, en medicina- tengamos las terceras tasas m�s caras de toda Espa�a. Catalu�a cuesta, en primera matr�cula, sesenta cr�ditos, 1.423 euros; Arag�n, 1415; Castilla y Le�n, la tercera, 1.374; para el se�or Carriedo, cuando intervenga, para que mencione Andaluc�a, la m�s barata, 732. [Aplausos]. Esa es una forma tambi�n de hacer las cosas de manera distinta.

Y hay algo que adem�s es muy preocupante de este real decreto, es que confunde medidas coyunturales respecto a la falta de recursos con un debate de m�s fondo, que es qu� cambios requiere en este momento la universidad espa�ola. Usted lo sabe.

Mire, cambia la dedicaci�n docente del profesorado funcionario; la aumenta en unos casos y la disminuye en otros. Se�or Consejero, no ha dicho usted ni una sola palabra de eso, pero es posible que comparta con nosotros que quien ha redactado este real decreto-ley no tiene ni idea de lo que pasa en la universidad. Porque esto puede ser un monumento al surrealismo; pretenden generar austeridad y lo que probablemente consigan es m�s gasto. Usted lo va a entender tan bien como yo -y espero que el conjunto de los Parlamentarios-: hay �reas de conocimiento con mucha investigaci�n y se reduce la docencia. No es una reducci�n menor, es la reducci�n de un tercio de lo que se daba. Un profesor de anatom�a patol�gica no puede dar clase de derecho del deporte ni uno de �lgebra de filolog�a cl�sica; si se reduce la docencia hay que contratar profesores en ese �rea. Hay otras �reas con menos investigaci�n, se aumenta la docencia, pero probablemente no tengan a qui�n dar esa docencia. Esto es un sinsentido absoluto y no pueden, no debieran poder, por ustedes y por nosotros, m�s que decirle al se�or Wert que deje de hacer el rid�culo y que deje de molestar en este tema, que es muy dif�cil de entender. [Aplausos].

Y mire, termino ya, se�or Consejero; termino porque nosotros estamos absolutamente en contra de este decreto, desde la W de Wert hasta la R de Rajoy. Pero los profesores, la universidad, tiene inquietud en algo que no es menor y que yo le agradecer�a muy sinceramente que, si quiere que sea �til esta comparecencia esta tarde aqu�, conteste despu�s en su segunda intervenci�n; tienen much�sima inquietud todav�a por c�mo se aplica el Decreto de Pr�rroga de Presupuestos -espero que todo el mundo sepa de qu� estamos hablando-. Se�or Consejero, d�ganos aqu�, alto y claro, �se van a poder renovar los contratos de los profesores asociados?

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias, se�or Pablos Romo.

EL SE�OR PABLOS ROMO:

Si... si no se pueden, cerraremos medicina. D�ganos alto y claro, �se va a poder seguir, con programas de promoci�n, amortizando plazas? Si no se puede, adi�s a la formaci�n de los universitarios. Esto es un desastre, se�or Consejero, al que... �lo dec�a antes mi compa�era- si usted es capaz...

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias, Se�or�a.

EL SE�OR PABLOS ROMO:

... de poner pie en pared, va a contar con nuestro apoyo. Muchas gracias. [Aplausos].

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias. Para fijar posiciones, formular preguntas o hacer observaciones, en nombre del Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el se�or Valderas Alonso por un tiempo m�ximo de diez minutos.

EL SE�OR VALDERAS ALONSO:

Muchas gracias, se�ora Presidenta. Lo primero que tendr�amos que fijar es exactamente de qu� estamos hablando. Estamos hablando de un Decreto, el 14/2012, que es un decreto de legislaci�n de lo que se denomina "de excepci�n", como lo fue nuestra Ley 1/2012, de Medidas Fiscales y dem�s. Ese tipo de normas deben de justificar su excepcionalidad �y le dedico un folio entero a esa materia-, as� como indicar el periodo de vigencia, que es tambi�n lo que nos ocurri� a nosotros en su momento y no lo hicimos bien.

En el caso actual, el propio Pre�mbulo dice que va a asistir en tanto subsistan las actuales condiciones econ�micas. Bien. Como acabamos de o�r, cuidad�n con eso, porque eso significa que los recortes y todas las normas que reformemos tienen fecha de caducidad, y deben constar por alg�n sitio.

No es una norma que est� terminada, que est� completamente redactada. En varios puntos se deja a las Comunidades Aut�nomas la libertad para fijar topes, atrasar o adelantar la aplicaci�n de alg�n art�culo. Hay algunos art�culos, incluso, que se derivan hacia futuras reuniones de �rganos nacionales.

El �mbito de este decreto no es el educativo, no es el educativo en absoluto. Es un decreto relativo al gasto p�blico, lo que refleja en su t�tulo y en el pre�mbulo. Se aprecia tambi�n a la hora de ver en qu� puntos de la Constituci�n se ancla, y son todos de tipo econ�mico; ninguno es el derecho a la educaci�n.

Por si alguien tuviera alguna duda de qui�n ha hecho el decreto y para qu�, hay una disposici�n adicional segunda �diecis�is l�neas sin puntos ni comas, intenten leerla- donde se ha colado algo divertid�simo. Es un decreto relativo al impuesto de sociedades. No s� qu� hace en esto, no s� qu� hace metido con el tema de educaci�n. Evidentemente, se ha colado en un ordenador de una ley para otra, porque no tiene ninguna l�gica.

Realmente, lo m�s adecuado ser�a que hoy hablase la Consejera de Econom�a, que es la que realmente... �la de Hacienda, perd�n- que es la que tendr�a que tratar de estas materias: del ahorro, la racionalizaci�n, el control, la fiscalizaci�n.

Lo que se est� tratando a trav�s de este decreto es la intervenci�n, por parte de Hacienda, de todo el sistema educativo.

Para acabar de confundirnos, resulta que el decreto se aplica tambi�n a la ense�anza privada. Mientras se martiriza con nuevos recortes a la ense�anza p�blica, de repente surgen ciertos beneficios para la privada �no para sus empleados, pero s� para los propietarios de los centros-, y es que se les autoriza a aumentar el n�mero de alumnos por aula, a disminuir el n�mero de profesores; es decir, una serie de cosas que a final de mes cuentan a la empresa, igual que le cuentan a la Junta, por lo visto.

Los efectos del decretazo son verdaderamente nefastos para lo que es la plantilla, y posiblemente tambi�n para la educaci�n, aunque eso no lo vamos a medir tan pronto. Claramente, los trabajadores de la ense�anza, p�blica y privada, van a ver como empeoran sus condiciones laborales: las f�sicas, por la precariedad de los Presupuestos para los propios centros y para la actividad docente; y las salariales, que todo el mundo sabe cu�les son ya.

Adem�s, vamos a prescindir tambi�n de varios miles de interinos. No sabemos cu�ntos �los iremos cuantificando poco a poco-, pero est�bamos hablando de no tocar el empleo; pues creo que s� lo vamos a tocar, y bastante.

En el �mbito puramente educativo habr� que esperar cu�les son los resultados, hasta qu� punto esos famosos n�meros del Informe PISA pueden empezar a caer de repente, pues porque todo esto entendemos muchas personas que s� va a afectar a la educaci�n y al nivel educativo.

Creo que en cuesti�n de medidas de ahorro estamos yendo demasiado deprisa. Nos estamos olvidando del fin �ltimo de la Consejer�a, que era �hasta hace poco- la educaci�n de los j�venes �ahora, por lo visto, es ahorrar-.

Lo que piensan los interesados ya se conoce: han iniciado movilizaciones en institutos y en universidades. Contamos ya, incluso, con un hecho hist�rico: la primera huelga en esta Comunidad convocada �estos d�as, creo que hoy concretamente-, por primera vez, por todos los sindicatos de docentes. Vamos a ver c�mo sale.

Estos recortes se suman a los que se iniciaron a comienzo del actual curso acad�mico, y que vamos a ir meses discutiendo: la no convocatoria de oposiciones, el retraso en las sustituciones temporales, menos dinero para calefacci�n y gasto corriente, y no sabemos cu�ntos m�s, que llegar�n �todos nos tememos- durante el verano. Tienen ustedes todo un plan de recortes en educaci�n. Porque no nos ir� a decir que en los veinte d�as que han pasado desde que se hizo el decreto hasta hoy les ha dado tiempo a pensar todo esto. Esto estaba pensado desde hace mucho tiempo.

Dentro de lo ca�tica que es la normativa de educaci�n en Espa�a, se est� dando un nuevo sentido al concepto de inseguridad jur�dica. En este Decreto 14/2012 se reforman dos leyes org�nicas, dos reales decretos, dos decretos-leyes, uno de los cuales... cuidado, uno de los cuales que se reforma lleva fecha del treinta de marzo del dos mil doce -ha estado en vigor veintid�s d�as, esto es un hecho hist�rico, �eh?; es decir, aqu� cada vez duran menos las normas-.

Los estudiantes ven que estos recortes les perjudican, les encarecen la ense�anza, les modifica las condiciones de estudio, incluso muchos piensan, tanto en Secundaria como en la Universidad, que se pueden quedar fuera, que se pueden quedar fuera del sistema.

En cuanto a la Formaci�n Profesional, f�jese, todo lo que hemos estado hablando en las diversas Comisiones de Educaci�n con el Director General, con todo lo que se estaba avanzando, con todos los m�dulos que estaban ya en marcha para ponerse en... en el pr�ximo curso, y de repente un decreto que lo retrasa todo durante un cierto tiempo. Efectivamente, no va a haber m�s gasto, porque no se van a implantar, pero s� va a disminuir la oferta educativa; es decir, la calidad s� se ve afectada.

Las universidades p�blicas espa�olas llevan perdiendo autonom�a universitaria desde hace a�os. Las de esta Comunidad todos sabemos que ya no pueden ni respirar sin antes pedir permiso a dos Consejer�as �a las madrastras-, Educaci�n y Hacienda. Me limito a recordarle que los Rectores hace tiempo que piden reunirse a nivel nacional y a nivel auton�mico para tratar de estos recortes. En este sentido, es una gran noticia que les va a reunir pr�ximamente, y que va a haber incluso un equipo de trabajo, y que se espera para final de a�o una norma de ordenaci�n acad�mica, que, por suerte, va a empezar para el curso que viene y no para este.

En esta Comunidad se han ensayado varias adaptaciones que evitan el traumatismo de todo lo que Madrid impon�a, y, bueno, pues parece que pueden funcionar. Yo creo que podr�amos intentar por ese camino algo.

En tasas y en otros varios puntos este Real Decreto autoriza a las Comunidades Aut�nomas a revisar los recortes, a incrementarlos con aportaciones propias, a modificar las horquillas. Todo ese tipo de cosas yo creo que se deber�an de estudiar con un cierto tiempo, no deprisa y corriendo; y le proponemos que lo haga con los interesados �los docentes, los alumnos, los Rectores y los sindicatos representativos-, no vayamos a dejar fuera de la Universidad a gente que, por problemas de ingresos, pues... pues no pueda presentarse, en este momento en el que ni tienen becas, ni tienen ayudas de alquiler, ni tienen ayudas al transporte ni a nada de nada.

Las universidades viven �como los bancos- un poquito tambi�n del cr�dito que les otorga la opini�n p�blica. Estos debates que hacemos, estas declaraciones infaustas del... del se�or Ministro, pues no vienen bien, la verdad es que no vienen bien. No podemos permitir que se extienda la idea de que la universidad privada o la escuela privada est�n mejor dotadas y ofrecen ense�anza de mayor calidad porque no les afectan los recortes del Gobierno. Esto es espantoso. Hay mucha gente que se est� planteando ya d�nde lleva a sus hijos, o hijos mayores, que van a la universidad, les est�n planteando septiembre. Realmente, si esto se encarece, si esto va a peor, pues por un poquito m�s me voy a la privada. Esto lo est� pensando mucha gente, y no lo podemos... no lo podemos permitir. O no deber�amos.

Un �ltimo apunte es para el tema de la supresi�n de entes universitarios. No entra en este decreto-ley, pero como usted tambi�n ha aludido a otro tipo de medidas que han tomado, pues lo tomo. No es mal momento �hoy mismo o cuando usted lo desee- para que explique lo que todo el mundo sabe, y es que en Madrid est�n cocinando algo en este sentido, algo en el sentido de la fusi�n de entes universitarios, de campus universitarios, de facultades, e incluso de universidades. �C�mo ha permitido que se fulmine un ente universitario? Yo creo que no es el momento adecuado.

Si quiere no las tengo aqu�, pero las tengo en el pendrive-, le pod�a leer hasta doscientos entes de existencia bastante l�nguida y misteriosa, casi todos radicados en la ciudad de Valladolid, y muchos m�s caros de mantener que el Hospital Cl�nico Veterinario de Le�n; y muchos de ellos ni siquiera sabemos para qu� sirven, este si lo sabemos.

Sabe perfectamente que, sin este hospital, el grado europeo de veterinaria no se va a poder convalidar en esta Autonom�a; es decir, es necesario que siga existiendo. "No es que desaparezca, es que se queda sin dinero"; es casi lo mismo. Bueno, yo he le�do el peri�dico; ustedes, si quieren corregirlo, tiene un servicio de notas de prensa fant�stico que lo puede arreglar en un momento.

El hospital debe ser mantenido, y debe ser mantenido por la Universidad y debe ser mantenido por la Junta. No pensar� que la Universidad de Le�n va a buscar dinero en otro sitio que no sea la Junta -no s�, tal vez en Galicia o en Asturias, a ver si vienen a cuidar los perros all�-; no hay otra posibilidad, o lo paga la Junta o eso no funciona.

Le rogamos que recapacite y busque una f�rmula que permita mantener abierto el Cl�nico Veterinario y que la Junta lo siga costeando con su mantenimiento al completo, salvo que piense privatizarlo o alg�n tipo de gesti�n distinta, que espero que en el futuro, y pr�ximamente, nos lo diga. Finalizo.

Esta nueva tanda de recortes coincide en el tiempo con otros anuncios del mismo Gobierno que los impone: el Gobierno en Madrid nos impone recortes en educaci�n -bien, parece que es impepinable que los tengamos que hacer-, y de repente hoy ya aparece en la prensa que van... van a encontrar 7.000 millones para rescatar un banco -un banco que dirig�a un se�or que fue Ministro hace poco-, pero es que el Consejo de Ministro del... del viernes pasado aprobaba 3.000.000 de euros para una campa�a publicitaria relativa a lo buena que es la reforma laboral. �Hombre, estos se�ores de Madrid encuentran dinero para muchas cosas! Que nos ayuden un poco, �no? Ya se ve lo f�cil que les resulta gastar lo que los dem�s tenemos que ahorrar.

En esta Comunidad, podr�amos oponernos a aplicar estos recortes, tal como se va a hacer en otras Comunidades. En esta Comunidad podr�amos impugnar el Decreto, por invasi�n �m�s que posible- de competencias auton�micas; podr�amos alegar la dispersi�n geogr�fica, para no cumplir con alguna de las medidas; o podr�amos hacer algo tan simple como esperar a que el Gobierno Central termine con la tanda de recortes, y cuando los tengamos todos en la mesa vemos c�mo los aplicamos. Estamos cortando cosas que dentro de unos meses igual hay que volver a poner; esto de quitar y poner es verdaderamente curioso.

Se�or Consejero, le sugiero que vaya encargando un nuevo r�tulo para su oficina, un r�tulo que ponga: "Consejero de racionalizaci�n del gasto p�blico en el �mbito educativo", porque usted ya no es Consejero de Educaci�n, es Consejero de cortes; cortes y recortes.

Para terminar, quiero dejar clara la postura de todo el Grupo Mixto �UPL e Izquierda Unida- de rechazo total a estos nuevos recortes en educaci�n. Y una sola petici�n �una petici�n que puede atender perfectamente-: que si se van a aplicar todas estas medidas, se negocie su alcance, ahora que a�n podemos discutir el presupuesto �a�n no lo hemos... no lo hemos aprobado-.

Entiendo que las negociaciones con las plantillas, con las Universidades, con los institutos, con los proveedores... todo ese tipo de negociaciones se deben hacer antes de redactar el decreto, antes de hacer el presupuesto y no despu�s, porque despu�s es una imposici�n en la que ya no tenemos ni tiempo ni posibilidades. Muchas gracias.

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias. Gracias, Se�or�a. A continuaci�n, para fijar posiciones, formular preguntas o hacer observaciones, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el se�or Fern�ndez Carriedo por un tiempo m�ximo de diez minutos.

EL SE�OR FERN�NDEZ CARRIEDO:

Muchas gracias, se�ora Presidenta. Se�or�a. De la misma forma que en la comparecencia anterior, queremos agradecer nuestro Grupo Parlamentario al Gobierno de Castilla y Le�n y al Consejero de Educaci�n por las explicaciones, por la transparencia, y, nuevamente, por hacerlo aqu�, donde corresponde, en la sede de los representantes de los ciudadanos de Castilla y Le�n. Nuevamente, constatamos �nuestro Grupo- que han intervenido los Portavoces del Grupo Mixto, del Grupo Popular, y constatamos que hay otros Portavoces que siguen sin querer intervenir porque no otorgan el inter�s necesario a esta materia. [Aplausos]. Nosotros estamos, Se�or�as, satisfechos de quien ha intervenido en nombre del Gobierno de Castilla y Le�n y satisfechos de quien interviene en nombre del Grupo Parlamentario. Vemos que alg�n Grupo se encuentra insatisfecho con las intervenciones que se han producido en esta C�mara �pod�an haber elegido otras-, y yo en ese Grupo estar�a preocupado porque, precisamente, es la Vicesecretaria General del Partido Socialista quien hace esa cr�tica de algunas ausencias que hemos tenido hoy aqu� en el Parlamento.

Es muy importante, Se�or�as, garantizar los servicios p�blicos. Y garantizar los servicios p�blicos en Castilla y Le�n en sanidad y en educaci�n nos exige luchar contra el paro, trabajar contra el d�ficit p�blico y trabajar contra el exceso de deuda. Las pol�ticas que ponen en riesgo los servicios p�blicos son las pol�ticas... las malas pol�ticas que generan crisis, que generan paro, que generan deuda y que generan d�ficit, y las pol�ticas que garantizan los servicios p�blicos son las buenas pol�ticas: las pol�ticas que luchan contra la crisis, que luchan contra el paro, que rebajan el d�ficit p�blico y que controlan el nivel del endeudamiento. Y esto es �lo segundo- lo que estamos haciendo en Castilla y Le�n.

Simplemente algunos datos, Se�or�as: luchar contra el paro en nuestra Comunidad... hoy s�, tiene un nivel muy alto de desempleo -mucho m�s alto que la media de la Uni�n Europea-, pero es el 19 % del paro frente al 24 %, por ejemplo, que tiene la media de Espa�a, o el 31 % que tiene la Comunidad de Andaluc�a. Nuestro d�ficit es el 2,3 % frente al 2, 9 % de la media de las Comunidades Aut�nomas o el 3,2 % que cerr� el �ltimo ejercicio de la Comunidad Andaluza. Y nuestra deuda, por ejemplo, en el conjunto acumulado asciende al 8,8 % del total de nuestro PIB frente al 12, 4 % del total nacional, y tambi�n muy por debajo de la media de la Comunidad Andaluza. Son datos del Banco de Espa�a, son datos oficiales, y, por tanto, poco m�s har�.

Consideramos nuestro Grupo que fue un acierto en su momento apostar por la austeridad en Castilla y Le�n, que no desarroll�ramos algunos instrumentos a los que ten�amos derecho, y que su no desarrollo sirviera para destinar recursos a sanidad y a educaci�n, y hoy nos podemos sentir orgullosos de no haberlo hecho, porque nos podemos sentir orgullosos tambi�n de nuestra sanidad y de nuestra educaci�n.

Como nos sentimos orgullosos de la Ley de Medidas aprobadas en este mismo ejercicio que garantizan nuestros servicios p�blicos, que garantizan nuestro sistema educativo, que garantizan nuestro sistema sanitario. Y como tambi�n consideramos un acierto no haber incurrido en... �tantas veces se nos demand� en este Parlamento- en un d�ficit excesivo, en el incremento desmedido del endeudamiento, porque sabemos que el exceso de endeudamiento se traduce en pago de intereses y, al final, en reducci�n de fondos para los servicios p�blicos; en este caso tambi�n hubi�ramos tenido que reducir fondos del servicio p�blico de educaci�n.

Baste con decir, Se�or�as, que solo la Administraci�n del Estado �sin contar el resto de las Administraciones territoriales- pagar�n intereses del endeudamiento este a�o 29.000 millones de euros solo en intereses lo que supone tres veces m�s que el presupuesto de nuestra Comunidad Aut�noma. Esas son las pol�ticas a las que no hicimos caso en su momento y esos son los errores que no cometimos, y por eso hoy nuestra calidad en educaci�n y en sanidad es de las mejores de Espa�a. [Aplausos].

Y, Se�or�as, en Castilla y Le�n, las medidas que se tienen que poner en marcha ahora sin duda van a causar menos impacto que en otras Comunidades, porque nuestro objetivo es mantener la calidad, y eso es no decir poco en Castilla y Le�n, porque mantener la calidad del sistema educativo es un objetivo extraordinariamente ambicioso en nuestra Comunidad, sobre todo si tenemos en cuenta que Castilla y Le�n es hoy la primera Comunidad Aut�noma en calidad de su sistema educativo, porque lo dice as� el informe PISA de la OCDE.

Y vamos a hacer posible mantener las retribuciones de los empleados p�blicos, que tan injustamente fueron tratados en �pocas precedentes.

Y reafirmamos nuestro compromiso �s�, Se�or�as- con la estabilidad presupuestaria, recogido como tal en el Art�culo 135 de la Constituci�n Espa�ola, propuesto por el anterior Gobierno Socialista y aceptado en el Parlamento nacional por una amplia mayor�a del Partido Socialista y el Partido Popular; que se trajo aqu� por parte de nuestro Grupo en el �ltimo Pleno de las Cortes de Castilla y Le�n, y que fue apoyado tambi�n por parte de ambos Grupos el principio de estabilidad presupuestaria; y que este principio y su cumplimiento es base, Se�or�as �todos podemos coincidir en ellos-, en base para mantener la calidad de la educaci�n.

Porque puede haber quien piense, quien tenga la tentaci�n de dirigirse a los ciudadanos para decirse que m�s d�ficit es igual a m�s calidad de servicios p�blicos. Al contrario, Se�or�as, m�s d�ficit es m�s deuda, m�s intereses, menos crecimiento y m�s paro; m�s d�ficit, Se�or�as, es menos calidad de educaci�n; y menos d�ficit, Se�or�as, es m�s calidad de educaci�n.

Porque aquellos que nos proponen hoy m�s d�ficit para mejorar la educaci�n desconocen que, del an�lisis del informe PISA, las seis Comunidades Aut�nomas de Espa�a que ocupan los seis primeros lugares en calidad del sistema en Castilla y Le�n est�n entre las Comunidades Aut�nomas que tienen menor nivel de deuda y de d�ficit que el conjunto nacional. Y este es un dato extraordinariamente importante, porque, a sensu contrario, significa que ninguna de esas seis Comunidades Aut�nomas de Espa�a que lideran el informe PISA en el conjunto nacional est� entre Comunidades Aut�nomas que tienen un endeudamiento superior a la media, y son nueve las Comunidades Aut�nomas que tienen un endeudamiento superior a la media.

Porque, Se�or�as, si Castilla y Le�n es, como es, la Comunidad que encabeza el ranking de calidad en Espa�a, seg�n el informe PISA, le siguen Navarra, La Rioja, Madrid, Arag�n y el Pa�s Vasco, y todas, las seis, tenemos algo en com�n: que las seis tenemos un d�ficit p�blico inferior a la media del conjunto nacional. Luego d�ficit p�blico hoy en Espa�a supone menos calidad de la educaci�n y control del d�ficit p�blico se da en aquellas Comunidades que, adem�s, garantizan la calidad de su educaci�n. [Aplausos].

Porque, Se�or�as, se ha vuelto aqu� a poner como ejemplo a la Comunidad Andaluza, y no hay m�s que referirse a los hechos y a los datos, y los hechos y los datos son como son. Nuestra Comunidad encabeza el informe PISA con quinientos once puntos; cuatrocientos sesenta y cuatro, Andaluc�a; cuatro cientos ochenta y cuatro, la media nacional. Y lo encabeza tambi�n en puntuaci�n lectora, en matem�ticas o en la diferencia en ciencias. Pero tambi�n es menor nuestra diferencia de calidad entre centros p�blicos y privados, la tercera parte de diferencia, por ejemplo, que en el conjunto de Andaluc�a. Pero es que nuestras tasas de fracaso escolar son claramente inferiores, Se�or�as, porque nuestro fracaso escolar, que se sit�a en este momento... nuestra tasa de graduados en ESO en el 77 %, es el 71 en Espa�a y el 66 en Andaluc�a. Nuestra tasa de escolarizaci�n, que es el 86 % a los diecisiete a�os en Castilla y Le�n, es 77 en Espa�a, 75 en Andaluc�a. Y el porcentaje de j�venes universitarios, s�, universitarios, de veinte a�os es 37 en Castilla y Le�n, 29 en Espa�a, 25 en el caso andaluz. Pero es que, si hablamos de gastos, el gasto por alumno en el sistema educativo de Castilla y Le�n es de 7.300 euros por alumno, 6.500 Espa�a, 5.300, 2.000 euros menos por alumnos, en Andaluc�a. Tenemos menos alumnos por profesor, tenemos m�s profesores por alumnos, tenemos mejores datos de presencia en cada uno de los niveles educativos.

Hoy, Se�or�as, conoc�amos una noticia de la prensa nacional que es la siguiente. Un instituto de Secundaria, el Instituto de Secundaria de San Pablo, primera v�ctima de los recortes de la Junta, y me ha llamado la atenci�n que ning�n Grupo lo comentara o criticara por ello a la Junta de Castilla y Le�n, dice: Educaci�n impide las nuevas matriculaciones en el IES para cerrarlo. Y dice: los profesores y alumnos del Instituto de Educaci�n Secundaria de Las Aguas, en el pol�gono San Pablo, quieren convencer a la Consejer�a de Educaci�n del importante papel que este centro ha desempe�ado en un barrio con elevadas tasas de desempleo y fracaso escolar, y la Consejer�a de Educaci�n les ha comunicado que el instituto cerrar� definitivamente dentro de un a�o y ya no admite matr�culas.

�Saben por qu�, Se�or�as, no se ha tra�do este tema aqu�, a las Cortes de Castilla y Le�n? Porque este es un instituto de Sevilla y la Junta que lo quiere cerrar es la Junta de Andaluc�a, Se�or�as. [Aplausos]. Este es el dato. �Y saben la causa que se plantea por parte de la Junta de Andaluc�a para el cierre de este centro de la ESO? Dicen que tiene una media de 22,3 alumnos por aula y que es un ratio muy bajo. �Saben cu�l es la media hoy en Castilla y Le�n de alumnos por aula en la ESO? Veintid�s. En Andaluc�a se cierran los centros educativos de la ESO porque la media es de 22,3 alumnos por aula, y aqu�, en Castilla y Le�n, la media que mantenemos es de 22. �Cu�ntos de la ESO cerrar�an... [aplausos] ... la Oposici�n si tuviera la oportunidad de gobernar en nuestra Comunidad Aut�noma?

Se nos habla aqu�, tambi�n, de qu� parte estamos, si del conjunto del Gobierno de Espa�a o de los rectores. Pero, f�jense, yo tengo aqu� unas declaraciones muy recientes de un rector, precisamente el Rector de la Universidad de Valladolid, efectuadas en el Consejo de Gobierno de la Universidad de Valladolid, del veintisiete de abril de este mismo a�o, hace unos d�as. Y dice: "Les digo que todas las diferentes fuentes de financiaci�n que tiene la Universidad tienen, en alguna medida, contribuir al mantenimiento de esta". Y a�ade: "Es muy f�cil, cr�anme, ponerse a la cabeza de la manifestaci�n y decir 'nada de tasas', pero no es realista". Esto es lo que dice el Rector... [aplausos] ... de la Universidad de Valladolid, cuya opini�n nos merece todo el respeto, y en este caso coincidimos con ella, el se�or Marcos Sacrist�n.

Se�or�as, tenemos un modelo de calidad en Castilla y Le�n, un modelo que cuenta con los profesionales, que cuenta con los padres, que cuenta con los alumnos, un modelo de �xito, con una pol�tica educativa propia, que viene desarrollando desde hace algunos a�os la Junta de Castilla y Le�n. Tenemos un modelo para garantizar ese sistema educativo, un modelo que lucha contra la crisis, contra el paro, contra el d�ficit, y contra la deuda...

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Concluya, por favor, Se�or�a.

EL SE�OR FERN�NDEZ CARRIEDO:

... como base para la garant�a. Y es un modelo, Se�or�as, en el que nosotros creemos, y en el que nosotros vamos a seguir defendiendo. La calidad de la educaci�n de Castilla y Le�n ha sido y va a seguir siendo una pasi�n para la Junta de Castilla y Le�n y para el Grupo Parlamentario Popular.

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias, Se�or�a.

EL SE�OR FERN�NDEZ CARRIEDO:

Muchas gracias Se�or�a. [Aplausos].

 

LA PRESIDENTA (SE�ORA GARC�A CIRAC):

Gracias. Para contestar a las intervenciones de los Grupos Parlamentarios, tiene la palabra el Consejero de Educaci�n.

Intervenci�n final del Consejero de Educaci�n, Se�or Mateos Otero:

Gracias. Se�ora Presidenta, se�oras y se�ores Procuradores, voy a intentar ser breve y, al mismo tiempo, contestarles. Mire, se�ora Marqu�s, yo le he cre�do entender de que hoy yo lo que he tra�do aqu� era comunicaci�n prematura. No s� si usted me ha querido decir esto o no.

Mire usted, yo es que... me pasa una cosa, yo todos los d�as cuando me despierto y pongo la radio, no oigo m�s que vamos a cerrar no s� cu�ntos colegios, no vamos a contratar o vamos a echar no s� cu�ntos profesores, vamos a dedicar... Si usted suma las �ltimas noticias que a lo largo de esta semana vienen diciendo de los profesores que vamos a echar o que no vamos a contratar en nuestra Comunidad, pues tendr�amos ahora entre tres mil y cuatro mil.

Y hoy lo que he tra�do aqu�, Se�or�as, es un plan, es un plan de ajustes, que viene determinado por un real decreto-ley, del que luego les dir� alguna opini�n personal. Un real decreto-ley que trata de hacer sostenible el sistema educativo de la naci�n y de Castilla y Le�n. Y con ese decreto-ley nosotros tenemos que hacer ajustes que son dolorosos en relaci�n al profesorado. Y por eso he concretado aqu� una cifra que me parece importante, pero que viene a ser entre cuatrocientos y seiscientos, y que no tiene nada que ver con los miles de profesores que te�ricamente no vamos a contratar. Eso no es verdad, y por eso hoy he querido aqu�, y hoy, dec�rselo a ustedes.

Eso es lo que vamos a hacer la Junta de Castilla y Le�n. A m� cuatrocientos o seiscientos profesores interinos me parecen much�simos, y me produce dolor; pero, sinceramente, mantener el sistema en los momentos que estamos, o lo ajustamos o no lo hacemos sostenible. Esa es la responsabilidad, y eso es lo que nosotros venimos hoy aqu� a explicarles, y es lo que pedimos que si no est�n ustedes de acuerdo, pues por lo menos lo entiendan, o por lo menos lo expliquen con las mismas cifras que yo les he explicado hoy aqu� a ustedes. Porque eso es lo que vamos a hacer.

Se�or�a... [aplausos] ... usted me habla del decreto-ley, yo soy sincero, soy una persona sincera, y, efectivamente, a m� personalmente no me gusta, estoy seguro que nuestro Gobierno del Presidente Herrera lo podr�a haber hecho mejor, lo har�a mejor; pero Se�or�as, nosotros lo vamos a cumplir, porque esa es la obligaci�n de un Gobierno, esa es la obligaci�n de un Consejero, esa es la obligaci�n de un funcionario, que es lo que soy yo.

Pero miren, ese decreto, ese decreto... [murmullos] �perd�neme, que yo no la he interrumpido a usted, Se�or�a, como usted lo ha visto-, ese decreto le podemos hacer de distintas formas y maneras, y yo aqu� se lo he propuesto. Hemos propuesto unos ratios que son diferentes de como lo van a aplicar otras Comunidades Aut�nomas, me da lo mismo el signo pol�tico, lo van a aplicar de otra forma y de otra manera. Nosotros lo vamos a aplicar de la manera que nos parece que es la mejor para preservar la calidad del sistema educativo, que ese es nuestro compromiso.

Y aplic�ndolo como yo les he explicado a ustedes, estoy seguro, Se�or�a, que la calidad que tiene esta Comunidad, y que adem�s tiene la fortaleza de que nos lo dicen aquellos que nos eval�an desde fuera y que no tienen que ver con nosotros, es que podemos seguir siendo los primeros. Ese es el gran esfuerzo que vamos a hacer. Eso es lo que yo he querido pedirles a ustedes. Eso es lo que yo voy a pedir a los profesores. Eso es lo que voy a pedir a los alumnos. Eso es lo que estoy pidiendo a las familias. Dificultades s�, pero es necesario porque tenemos que sostener el sistema que tenemos.

Por lo tanto, nosotros vamos a cumplir ese decreto. Y lo vamos a hacer a la manera de Castilla y Le�n, como lo hicimos en la LOE. Y por lo tanto, nosotros, con ese decreto, vamos a demostrar que podemos perfectamente tener una educaci�n de primera calidad. Eso s�, con ajustes. Eso s�, con sacrificios. Porque el momento en el que estamos es dif�cil y, por lo tanto, es importante.

Mire, usted, me habla de las tasas. S�, Se�or�a, usted lo sabe mejor que yo, porque yo creo que es matem�tico, y usted sabe que esto es muy complejo, es muy dif�cil. Tenemos que hacer numerosos n�meros. Estamos trabajando con las propias universidades. Ya lo he hecho, primero en una Comisi�n con los Vicerrectores y ayer con los rectores de las universidades. Y estamos trabajando, precisamente, para hacer un buen decreto, evidentemente dentro de lo que tenemos que cumplir. Y tenemos que cumplir, pues, un rango de precios p�blicos que es necesario porque es necesario que la financiaci�n privada, que son lo que aportan las familias y los estudiantes, crezca para mantener el sistema universitario. No es posible hacerlo gratis, tenemos que incrementarlo.

Pero ah� tambi�n hemos elegido una forma de ser de esta Comunidad, un t�rmino medio, y hemos concretado unas cantidades: 200/400 euros, que a m�, Se�or�a, me parecen bastante, pero pienso que pueden ser asumibles. Y, adem�s, vamos a poner un fondo que sea solidario para que aquellas familias que realmente tengan dificultades en el incremento que necesariamente tenemos que hacer, sus hijos puedan seguir siendo estudiantes; eso se llama solidaridad, y esa puede ser y ser� una de las diferencias de Castilla y Le�n.

Usted me habla de los profesores: ayudantes, contratados, doctores, asociados. Mire, la financiaci�n de la universidad -que usted lo sabe muy bien- es finalista. Nosotros les vamos a dar la mayor cantidad posible, dentro de la situaci�n en la que estamos, la mayor financiaci�n posible a cada universidad, dentro de nuestras posibilidades. Y cada universidad tiene la capacidad de elegir, organizar y determinar qu� tipo de profesorado quiere tener en su universidad, y lo han hecho hace poco. Estamos viendo como van incrementando la carrera profesional de los profesores, que pasan de ser profesores titulares a ser catedr�ticos; a m� me parece bien, pero eso cuesta dinero.

Y ahora, si ellos quieren, podr�n cambiar para tener otro tipo de profesores, que me parece que son muy importantes: los m�s j�venes, los que est�n empezando, los que tienen que hacer la tesis doctoral. Y eso, la universidad, las universidades de Castilla y Le�n lo pueden hacer. Se�or�as, m�s de 300 millones tendr� el presupuesto que la Junta va a destinar a sus universidades. Con esos 300 millones, atendiendo a los profesores funcionarios que, evidentemente, tienen que... que atender, pueden hacer una pol�tica de personal. Pero, evidentemente, Se�or�a, estoy de acuerdo con usted, se tendr�n que ajustar, como nos estamos ajustando nosotros. Eso tambi�n es solidaridad; solidaridad del sistema de la universidad con relaci�n a las dificultades que tiene nuestra Comunidad y que tiene nuestro pa�s.

Y bien, usted me habla del Hospital Universitario de Le�n Veterinario. Mire, el Hospital Veterinario, que es una fundaci�n, la hicimos porque era necesario hacer el hospital, y como era necesario hacer el hospital, de acuerdo con el Rector, creamos una fundaci�n. Esa fundaci�n ha cumplido su misi�n, ha cumplido su objetivo, ah� est� el hospital, est� funcionando, y le hemos dado la financiaci�n necesaria, y todav�a le seguiremos ayudando. Pero en este momento, en el que tenemos que hacer recortes y desde Madrid se nos dice que es necesario disminuir el nivel de fundaciones que tiene esta Comunidad, como el resto de las Comunidades espa�olas, pues hemos decidido... [Murmullos]. S�, Madrid, no me importa decirlo, Se�or�as, no me importa. Estoy hablando de un Gobierno que gan� unas elecciones y que est� gobernando. [Aplausos]. Y nosotros, o por lo menos yo, como se lo he dicho mucha veces, se lo he dicho muchas veces, Se�or�as, estamos tratando de hacerlo lo mejor... [murmullos] ... lo mejor. No, si no se trata de �rdenes, Se�or�a, se trata de respeto, que es algo muy importante, que yo tengo, como lo tuve con el anterior Gobierno y como le tengo con este, Se�or�a, usted lo sabe muy bien. Por eso aqu� no hay �rdenes, aqu� lo que hay es posibilidades de trabajar y de explicar las cuestiones.

Por lo tanto, nosotros, esa fundaci�n hemos considerado que no es necesaria y hemos decidido, con la Universidad, que la propia Universidad la puede continuar, la puede incluir dentro de la Universidad-Empresa, y, por lo tanto, puede seguir en su propia carrera.

Miren, se�ores, yo les he expuesto a lo largo de una intervenci�n muchas medidas. Yo creo que ustedes tienen capacidad de ver qu� es lo que vamos a transitar, c�mo vamos a desarrollar la educaci�n en nuestra Comunidad a lo largo del pr�ximo curso. Porque este curso hay que acabarle, y hay que decirlo muchas veces, hay que pedir serenidad a la sociedad, hay que dejar que los alumnos terminen sus cursos y terminen sus clases, porque necesitan adquirir conocimientos, necesitan sacar buenas notas, necesitan hacer buenos ex�menes, y es el momento de tener la serenidad. Todo lo llegaremos ya a explicar todav�a m�s.

Por lo tanto, terminemos el curso, planifiquemos lo que va a ser el curso que viene, y, evidentemente, llegar�n ustedes a ver las diferencias y los compromisos que en este momento tenemos en la educaci�n para Castilla y Le�n.

Y vuelvo casi, como muchas veces... Miren, yo creo que es importante el pacto educativo, es importante el pacto educativo porque es una forma de poder superar las muchas dificultades que tenemos en nuestro pa�s; cuando digo nuestro pa�s, digo tambi�n mi Comunidad. Tenemos un suelo de financiaci�n, el que vamos a presentar dentro de unos d�as, que tiene recortes que -vuelvo a decir-, por lo menos para m�, son dolorosos. Pero, con ese suelo, podemos seguir creciendo y podemos empezar a crecer, y eso es lo que nosotros y ustedes pod�amos pactar, porque es necesario que, a partir del momento en el que tengamos esa sostenibilidad que necesita el sistema, pues podamos ir desarrollando, en otros momentos con mejores perspectivas econ�micas, un desarrollo de la educaci�n.

Eso es la propuesta que nosotros de alguna manera les estamos haciendo. Ustedes pueden decir que s�, que no, que ma�ana, que nunca, pero eso yo se lo voy a decir muchas veces; ojal� en alguna de ellas ustedes digan que s�, den un paso al frente y nos pongamos realmente a trabajar por una educaci�n que nuestros ciudadanos se la merecen. Muchas gracias. [Aplausos].

 
STEs Castilla y Le�n  Comunicados