STEs Castilla y León Prensa

 
 

24-01-05

e
c
o
r
t
e
s

Los padres reclaman que la reforma educativa impulse su participación en la escuela
  • Ceapa y Concapa reclaman medidas para conciliar la vida laboral con la escolar
MARTA AGUIRREGOMEZCORTA - Madrid
 


Si en algo coinciden las principales confederaciones de padres de alumnos -laica y católica- es en reclamar cauces oportunos para que se dé una mayor participación "activa" de las familias en la educación de sus hijos. "Ninguna reforma educativa tendrá éxito si no se garantiza una relación fluida de los padres con la escuela", advierten.

La semana pasada, la confederación laica de padres de alumnos, Ceapa, y la católica, Concapa, se reunieron conjuntamente durante dos horas con el secretario general de Educación, Alejandro Tiana,

dentro de la ronda de entrevistas que el ministerio está llevando a cabo en torno a la reforma de la Ley de Calidad.

La idea de esta reunión era tratar de entenderse, llegar a puntos de acuerdo. Tiana se limitó a escuchar las propuestas de las dos confederaciones, no se repartió documento alguno sobre la reforma, y, aunque se dieron muchas fricciones, sobre todo en el tema de la asignatura de Religión, también hubo coincidencias. "Ésta es una ocasión histórica para dar a los padres la participación que se merecen", señaló el presidente de Concapa, Luis Carbonell.

Además, las confederaciones pidieron que desde las administraciones se apoye a las familias en su propia formación, con el objetivo de que puedan educar mejor a sus hijos. "Deben proporcionar medios a las escuelas de padres [lugares donde profesionales diversos instruyen a los progenitores en determinados temas, como el consumo de alcohol o las notas escolares], para que luego ellos puedan hablar de ello con sus hijos", explicó Carbonell.

La presidenta de la Ceapa, Lola Abelló, añadió: "Sería oportuno que algunas familias más necesitadas recibiesen información sobre determinados temas para afrontar el reto de educar a sus hijos. Está demostrado que el nivel sociocultural de los padres influye determinantemente en el rendimiento de los chicos".

Ambos reclamaron también mayor financiación para apoyar el asociacionismo de los padres y medidas para conciliar la vida laboral con la escolar. "A veces es imposible acudir a una reunión con la tutora de tu hijo a las seis de la tarde porque a esa hora estás trabajando", aclaró Carbonell.

En cuanto a las fricciones, el tema de la asignatura de Religión robó el mayor tiempo de la reunión, tal y como reconocieron unos y otros.

La Ceapa es partidaria de que las religiones, sean del credo que sean, salgan del horario lectivo, aunque puedan impartirse a los alumnos que quieran en los centros escolares. La postura de la Concapa es diametralmente opuesta: pretenden que esta asignatura tenga el mismo rango académico que las demás materias y que los niños que no quieran estudiarla tengan que cursar una alternativa fuerte. De hecho, la semana pasada Concapa había recogido tres millones de firmas con este propósito, que entregaron al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La reválida fue también uno de los puntos más conflictivos de la reunión. Concapa quiere que exista una prueba externa al finalizar el bachillerato que sirva para homologar estos estudios con los del resto de los países europeos. "En un mundo tan globalizado como éste, nuestros hijos no van a poder competir en igualdad de condiciones si su idea es trabajar en el extranjero", dijo Carbonell.

Ceapa no cree que sea necesario que existan dos pruebas al finalizar la secundaria no obligatoria. Piensa que con la selectividad es suficiente.

   STEs Castilla y León Prensa