STEs Castilla y LeónPaz hoy
 

lunes 3 de marzo de 2003

La educación para la paz,
hoy

 

El fútbol sólo clama en voz baja contra la guerra

A diferencia de otros gremios, el de los jugadores de la alta competición no se muestra propenso a las manifestaciones corporativas

Catedráticos, actores, cantantes, modelos... Muchos colectivos se han significado, de un modo u otro, en contra de la guerra con Irak. Pero el mundo del deporte se ha mostrado generalmente ajeno a los hechos. Sólo algunas voces aisladas han expresado su opinión. La pasada semana, los jugadores del Xerez, de la Segunda División, emitieron un comunicado titulado En el fútbol, no a la guerra, en el que, además de expresar su rechazo al conflicto, se mostraban "avergonzados" por la pasividad de los profesionales. Este periódico se puso en contacto con varios jugadores de fútbol y baloncesto que actúan en España y que tienen distintas nacionalidades para que hicieran oír su voz.

Desde los que piden el desarme de Sadam Husein hasta los que reclaman el diálogo como única alternativa, pasando por los que no se pronuncian, como el jugador israelí Benayoun, del Racing, que reconoce no hacerlo "por temor y precaución". Sumidos en cierta perplejidad, los futbolistas no han hecho causa común contra la guerra. Cuando con ocasión de otros hechos han mostrado públicamente su opinión en grupo -los equipos gallegos se han significado contra lo ocurrido con el Prestige- nada similar ha pasado respecto al conflicto que amenaza con una guerra contra Irak. Éstas son las opiniones de algunos jugadores que actúan en la Liga española:


- Ronaldo (Real Madrid): "No sabemos los problemas que existen. En el vestuario hablamos de la situación mundial. Y nos preocupa como a todas las personas. Pero nosotros lo único que podemos hacer es mandar un mensaje positivo a la gente: queremos la paz en el mundo. Pero no sabemos los problemas políticos que existen entre los países y eso nos hace muy difícil dar una opinión más clara".

- Saviola (Barcelona): "Si pudiera, iría a las manifestaciones. Creo que es todo absurdo. Más que nada, por la gente inocente que está en un país y que no le queda otro remedio que esquivar las bombas. Más que nada, por eso. Los políticos se quedan fuera y la gente es la que sufre. Argentina también lo vive de una forma especial. Pero no sólo en mi país: en todo el mundo. Llegaron imágenes que nos sorprendieron a todos: la gente tan unida y en contra de todo eso. En todos las partes del mundo se pide la paz. ¿Si hubiera ido a una manifestación de éstas? No habría tenido ningún problema en ir. Si hubiera podido meterme en medio de todos, me habría metido".

- Cañizares (Valencia) : "No opino sobre cuestiones políticas. No quiero tener más enemigos. De todos modos, lo que decidan los políticos estará bien porque están mucho mejor informados que yo".

- Urzaiz (Athletic): "Un 'no' muy alto y muy claro. Son situaciones como la actual las que precipitan siempre algo peor. Todos queremos que se produzca la destrucción de armas en Irak, pero lo cierto es que tampoco se ha podido demostrar que las tengan como se ha venido diciendo. Ahí están los inspectores y hay que dejarles que sigan trabajando. La guerra no conduce a nada, nunca conduce a nada. Estados Unidos quiere una intervención rápida, pero, a pesar de la opinión de algunos Gobiernos, como el español, el sentir de la población es contrario a la guerra. Ésta sería la guerra del miedo: el miedo producido por los atentados del 11 de septiembre. Pero, de momento, esas armas no han aparecido".

- Ayala (Valencia) "Todo depende de los inspectores. Estoy contra la guerra. Todo dependerá de si los informes de los inspectores demuestran o no que Irak tiene armas de destrucción masiva. Espero que no explote la guerra. En el vestuario del Valencia no se ha hablado del tema".

- Sorín (Barcelona). "Las bombas no solucionan nada. Sólo se consigue arreglar los problemas mediante el diálogo. Creo que toda guerra es absurda. Es un momento triste a nivel mundial, como ocurrió con Afganistán. Ojalá se consiga la paz de forma negociada y no haya más muertos".

- Raúl (Real Madrid): "No soy el más indicado para opinar. Nadie quiere una guerra, pero a lo peor yo no soy la persona más indicada para decir si hay posibilidades de evitarla o no. Habría que intentar evitar la guerra por todos los medios, hasta las últimas consecuencias. Pero tampoco puedo decir más porque hay otras personas que han pasado mucho tiempo estudiando esta situación. Digamos que para decir si debe o no haber una guerra los más preparados son los inspectores de Naciones Unidas".

- Djukic (Valencia): "Los que mueren son inocentes. Todo el que tenga un poquito de conciencia está en contra de la guerra. No es la solución y, una vez terminada, deja muchos frentes y muchas heridas abiertas. Dicen que quieren acabar con los dirigentes, sea Sadam o sea Milosevic, pero después ellos siguen vivos y los que mueren son muchos inocentes. En realidad, siempre hay otros intereses, bien económicos o de otro tipo, muy distintos a los argumentos que dan los políticos para empezar una guerra".

- McManaman (Real Madrid): "En España no se ha informado. Nadie quiere una guerra, pero Sadam debe resignarse y cooperar con las directrices de Naciones Unidas. Si no lo hace, la guerra será inevitable porque la ONU lleva años presionandole para que se desarme sin obtener una respuesta clara. El principal problema es que la gente está muy desinformada sobre la crisis, principalmente en España. En Gran Bretaña, Blair ha explicado sus decisiones todos los días en los medios desde hace semanas. Pero nadie quiere una guerra. Mucha gente ha muerto en Irak y si hay un conflicto habrá muchas más muertes, de soldados y de civiles".

- Reiziger (Barcelona): "No he seguido el tema. Estoy en contra de cualquier guerra, pero sobre el conflicto internacional contra Irak no tengo un juicio de valor porque no he seguido el tema".

- Pablo Alfaro (Sevilla): "La arrogancia de Bush es de dictador. Lo ideal es que Sadam no siga en el poder. Es un dictador y dirige un régimen obsoleto. Pero se está politizando tanto la decisión que olvidamos lo más importante: que en las guerras mueren muchas personas. Esperemos que no paguen justos por pecadores. Desearía que los inspectores de la ONU demostrasen que Sadam no almacena armamento prohibido. La arrogancia de Bush es otra forma de dictadura hacia el mundo occidental. Eso de estás conmigo o contra mí es una manera de generar miedo".

- Salgado (Real Madrid): "Una guerra es un atraso. Hay que agotar todas las medidas posibles, desde las sanciones hasta el diálogo. Una guerra hoy en día es el peor atraso en el que se puede caer. No veo las ventajas por ningún lado. En este momento sólo beneficiaría a los intereses económicos de los más poderosos, como siempre pasa".

- Míchel (Rayo): "Se hace por interés de Estados Unidos. Me parece fatal lo que se quiere hacer. No es necesaria ninguna guerra y se hace por el interés petrolífero de un país. Es una putada que por esa razón vaya a morir mucha gente que no tiene nada que ver con el tema. Soy partidario de la postura de Alemania y Francia. España tendría que estar con ellos".

- Casillas (Real Madrid): "No beneficia a nadie. Yo creo en lo que dice la gente. ¿A quién beneficia la guerra? A nadie. A estas alturas de la historia, en el siglo XXI, si tenemos que solucionar los problemas con bombas, mal vamos. Hace falta más diálogo".

- Alfonso (Betis): "Aznar va a perder votos. Si Sadam no colabora, la guerra será inevitable. Bush atacará en cuanto se le hinchen las narices. El respaldo a Estados Unidos le va a suponer una gran pérdida de votos a Aznar".

- Makelele (Real Madrid): "La posición de Francia es lógica. Es lógico que Francia se posicione en contra de la guerra porque es un país con muchos inmigrantes, mucha gente con raíces en el extranjero, en África y en los países de cultura árabe. Yo estoy contra la guerra porque estoy en contra de cualquier clase de violencia".

Ó. SANZ / D. TORRES - Madrid
EL PAÍS | Deportes - 03-03-2003

 
Han colaborado en esta información Daniel Gil, Ángels Piñol, Rafa Carbonell, Lino Javier, Cayetano Ros y Eduardo Rodrigálvarez
 
 STEs Castilla y LeónPaz hoy