STEs Castilla y León Opinión

Carta de la FAPA de Valencia a los padres con motivo de la Huelga General

30/09/2010

Carta formato pdf

 

 Estimadas madres / padres / tutoras / tutores de alumnos y alumnas:

Como todos sabréis el próximo día 29 de septiembre hay convocada una huelga general por parte del movimiento sindical. La huelga se convocó después de un proceso de negociación donde lo que estaba en juego era cómo se repartían los costes de la crisis (la primera gran crisis de la economía globalizada) y cómo se podía salir de ella.

¿Cuál es el origen de la crisis? El origen de la crisis es consecuencia de prevalecer la economía especulativa frente a la productiva y la ausencia de los controles necesarios al sistema financiero.

¿Cuándo se ha planteado esta huelga general? Cuando ha fracasado la negociación colectiva sobre un nuevo marco de relaciones laborales y el Gobierno, siguiendo la presión del gran capital, presenta una reforma, donde los empresarios y el capital –con sus herramientas, medios de comunicación, congelación de inversiones productivas, amenazas de deslocalización, etc.- emplean todas sus fuerzas atacando directamente al estado de bienestar de todas las familias y con mayor gravedad hacia aquellas más débiles.

Haremos un repaso de las diferentes crisis que hemos vivido en los últimos tiempos y de cómo hemos acabado saliendo de ellas:

La crisis del petróleo marcó el inicio de la “moda” ideológica de la desregulación económica y del neoliberalismo como modelo económico.

La “revolución conservadora” de los 80 (Reagan y Thatcher) acabó con la regulación y control del sistema financiero, con los impuestos progresivos, con las leyes antimonopolio, y empezó con la privatización del sector público para entregarlo al capital privado y aumentó la liberalización de los intercambios para hundir el Tercer Mundo y las economías periféricas.

En España los distintos gobiernos, con mayor o menor oposición han cedido a las presiones del capital, deshaciéndose y entregándole las grandes empresas públicas (CAMPSA, televisiones, SEAT, ENDESA, Telefónica, Iberia …), cerrando o reduciendo las que no le interesaban (Altos Hornos, HUNOSA, ASTANO, ELCANO), introduciendo los sistemas privados de pensiones, privatizando la enseñanza a través de los conciertos, con liberalizaciones (transporte ferroviario y naval, suelo urbano y rústico, fundaciones sanitarias, Correos),y reformas laborales (Decretazo de 2003).

Todo eso provocó grandes conflictos sociales y mucho paro entre los trabajadores.

Ahora, con la crisis financiera de 2008 el gran capital impone nuevamente su salida de la crisis: más concentración bancaria, ataques especulativos a Grecia y España para doblegar sus gobiernos e imponer las reformas, menguando más lo que queda de sector público (más bajadas de impuestos directos y recorte de inversiones y gastos públicos), para dar entrada a la financiación privada con concesiones por muchos años, congelación de las pensiones y revisión de la ley de dependencia, y como en los años 80, reforma laboral y de la negociación colectiva.

Si se llevan adelante todas estas medidas sin ninguna resistencia social, vendrá más pronto que tarde la destrucción del sistema educativo público como factor de redistribución, como se ha estado haciendo con el sistema sanitario, con el sistema de pensiones, con el de dependencia, y con todos los sistemas públicos que tratan de compensar las desigualdades sociales y favorecer el acceso de todos a los bienes y servicios sociales.

¿De qué manera afecta todo esto a la educación? De momento una parte de las medidas para salir de la crisis es la aplicación de recortes presupuestarios.

El curso 2010-2011 empieza con un déficit de plazas escolares y, como consecuencia, un aumento de ratios en las aulas y del uso de barracones (848 en toda la Comunidad y 17.000 alumnos afectados), reducción de la oferta de grupos en FP y aumento de trabas para los desdoblamientos, disminución del 12% de grupos de inglés y valenciano a las Escuelas Oficiales de Idiomas, reducción de los programas de atención a la diversidad, reducción de unas 1.200 plazas de profesorado en una autonomía donde el fracaso escolar es de los más altos de España, disminución de las becas de comedor, aumento de los conciertos con centros privados, recortes en los programas de enseñanza en valenciano, reducción del 35% de la subvención a FAPA y de un 65% a la Confederación Gonzalo Anaya (dinero que estaba destinado a formación y asesoramiento de AMPAs), reducción de la subvención a las escuelas de música, incumplimiento del plan de financiación de las Universidades, …

Con esos antecedentes FAPA-Valencia piensa que la huelga general convocada por los sindicatos es, con sus objetivos concretos, una defensa de lo poco que queda del Estado del Bienestar y del equilibrio de poder entre clases que ello supone.

Si pensáis que todo esto es política y que FAPA no debe entrar en esos temas, pensad que cuando FAPA defiende la escuela pública, laica y que la escuela sea un elemento de redistribución y de igualdad social en pro de los más desfavorecidos, está haciendo política y con mayúsculas.

Es por todo esto que FAPA pide a todas los padres, madres, tutores y tutoras que déis apoyo a la huelga convocada por los sindicatos, que los padres y madres no llevéis a vuestros hijos a la escuela el día 29 y que participéis en las manifestaciones convocadas. En Valencia la manifestación está convocada en la plaza de San Agustín a las 19 horas.

Sabemos que eso implica un gran sacrificio para todos, pero si no plantamos cara en este momento, ¿qué podremos hacer más adelante?

STEs Castilla y León Opinión