STEs Castilla y León Opinión

No todo son ventajas

21/02/2010

Opinión.-Cristina Sánchez Miret

http://www.lavanguardia.es/premium/epaper/20100221/53893779094.html 

Tengo dudas del tipo de aprendizaje y las estructuras de conocimiento que se crean con el uso del ordenador como herramienta vehicular.

E

En la reunión de curso de este año escolar - hace ya meses de ello-quedé ciertamente preocupada por la certera pero, por suerte, indefinida implantación del ordenador como herramienta vehicular del aprendizaje de los niños. En este caso, para mí es un gran consuelo que nuestros políticos prometan y no cumplan nada al menos en lo que a plazos se refiere.

Tengo muchas dudas y seguramente pocas razones sopesadas e informadas para estar en contra - de hecho es todavía más complicado porque ni eso puedo afirmar-,pero no veo claro que los niños se pasen el día delante de la pantalla del ordenador, no sólo ya por lo que a los problemas oculares se refiere, sino también por el tipo de aprendizaje y las estructuras de conocimiento que se crean.

Puede que a todos los avanzados de nuestro tiempo, incondicionales de las nuevas tecnologías, les suene a solemne tontería. Y no digo que no lo sea y me sitúe al mismo nivel que aquellos que al paso de los primeros trenes apartaban la vista para no quedarse ciegos dada "la gran velocidad" - cuarenta kilómetros por hora-a la que circulaban.

Ahora bien, la vista se resiente - con los trenes quizás no, pero con las pantallas sí-,porque no tenemos un ojo diseñado para mirar fijamente o para focalizar en un punto de manera continuada. Cierto es que tampoco tenemos espaldas diseñadas para llevar carteras pesadas y los niños las acarrean buena parte de su escolarización. Esto es importante, pero seguramente subsanable con buenos hábitos y protocolos de uso adecuados.

En cambio no veo tan claro que seamos conscientes de lo que supone para el conocimiento y para la madurez del niño el uso actual de las nuevas tecnologías. Tenemos que reflexionar más sobre ello. Ya hay estudios que muestran disminución de la capacidad de concentración de los jóvenes, además de incapacidad de profundización o selección de información.

Todavía no he podido digerir uno de los juicios vertidos en esta reunión de curso: "Ahora los jóvenes hacen diversas cosas a la vez ante la pantalla del ordenador: estar en el Messenger, consultar en internet, oír música, ver un programa de tele y hacer un trabajo y que este salga bien". Que pueden hacerlo, seguro; que el trabajo salga bien, seguro que no.

Cristina Sánchez Miret .- socióloga

La Vanguardia

STEs Castilla y León Opinión