STEs Castilla y León Opinión

La tontería nacional


28 de abril de 2009

Opinión.- Lucía Méndez | Madrid

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/28/espana/1240915717.html

M

Madrid se resistió a Napoleón, pero 200 años después se ha rendido a su réplica. Mejor dicho, se ha rendido a la mujer de su réplica. Visto lo visto, Napoleón cometió un error al enviar al general Murat a invadir la capital de España. Si hubiera mandado a Josefina, quizá la Historia habría sido diferente. La visita de Estado de Nicolas Sarkozy ha sacado a la luz la tontería nacional en todo su esplendor.

"La visita de Estado de Nicolas Sarkozy ha sacado a la luz la tontería nacional en todo su esplendor."

Tengo entendido que la Casa Real ha sufrido un auténtico acoso por parte de personalidades destacadas de la vida política, social, económica y cultural de España que querían ser invitadas a la cena de gala del Palacio Real. Son gentes que normalmente no llaman a La Zarzuela para ir a la cena con el presidente de Ecuador, por poner un ejemplo. La última vez que vino Sarkozy tampoco se organizó este espectáculo, por lo que es muy posible que esas gentes principales de la sociedad española no quisieran conocer al presidente francés, sino a su mujer. La tontería, como la muerte, iguala a las clases sociales. Los poderosos quieren ver a Carla Bruni y el pueblo llano a Belén Esteban.

Así ha sido cómo cientos de fotógrafos han limpiado sus cámaras con esmero para fotografiar a la Josefina del siglo XXI, decenas de críticos de moda han afilado sus lápices para cortarle un traje a Carla Bruni, las invitadas a la cena se han devanado los sesos buscando el modelo adecuado para no desmerecer la elegancia de la nueva emperatriz y todos los demás no hemos tenido más remedio que seguir en directo y al minuto los pasos de la mujer del presidente francés desde que puso el pie en España. Hasta se ha metido en danza a la Princesa Letizia que, sin comerlo ni beberlo, ha protagonizado un presunto choque de glamour con madame Sarkozy.

En realidad, quien visita Madrid es Carla Bruni, acompañada de su marido. Lo bueno es que a su marido no sólo no le importa ceder el protagonismo que le corresponde, sino que está encantado. El espectáculo lo dirige él.

Bien es verdad que el marido ha cambiado mucho desde aquel lejano 2005, cuando se subió al escenario y encandiló a los asistentes a la Convención del PP con su poderosa oratoria, su fuerza interpretativa y su carisma. Sarkozy ya no es lo que era. Hasta sus más encendidos defensores de primera hora han sufrido una cierta decepción por su comportamiento desde que ocupa El Elíseo.

Sus admiradores esperaban más de un líder así. Entre sus compatriotas ha ido perdiendo imagen y sólo la postración de la izquierda francesa le salva. Sin embargo, la España oficial le ha recibido con unos honores y una expectación como no se recordaban. Le hemos agasajado tanto que no sería de extrañar que quisiera quedarse a vivir aquí. Aunque tendría mucha competencia en el mundo del espectáculo.

 

 Es ridículo afirmar que personifican la ambición de progreso de Francia y España

Editorial de elmundo.es....http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/28/opinion/2636745.html

 

 

STEs Castilla y León Opinión