STEs Castilla y León Opinión

El nuevo ministerio


Escuela 3785, 24 de abril de 2008

Editorial
 

E

El nuevo Ministerio de Educación, Política Social y Deporte comienza su andadura. Y no es nuevo porque se inicie una nueva legislatura, es nuevo porque cambia la perspectiva, el sentido y el contenido del qué, el porqué y el para qué. Hubiera sido más recomendable un Ministerio de Educación, Ciencia (e Investigación) y Cultura.
 

" La educación debe seguir siendo una prioridad del Gobierno"

Es un Ministerio que no tiene precedente en España y que en relación a la coordinación política con las consejerías de Educación de las distintas autonomías plantea algunas incógnitas difíciles de despejar a corto y medio plazo. Además, nace con dos retos importantes: demostrar su capacidad para la acción política y demostrar peso específico dentro del nuevo Gobierno. La salida de universidades e investigación del Ministerio de Educación ha sido uno de los puntos más polémicos. Es una medida contraria a la concepción histórica que de la educación ha tenido el socialismo español, según la cual la universidad y la investigación formaban parte inseparable del sistema educativo general. Esperamos que tanto la investigación como la universidad no entren de lleno en la órbita de la empresa y del mercado. Esta perspectiva preocupa a mucha gente, en la universidad se forman los futuros cuadros de la sociedad incluidos los maestros y profesores. En la universidad y, a través de la investigación, se transmiten conocimientos y, por tanto, se genera educación, elemento clave en el proceso de evolución positiva de las sociedades. En este sentido el sistema educativo quizás se ha fragmentado y puede perder solidez.

Lo expuesto hasta ahora es una reflexión en voz alta y no es incompatible con el apoyo y la confianza que en principio debe tener el nuevo Ministerio. Los retos son importantes. Desde este periódico seguimos pensando firmemente que es el Ministerio quien debe liderar las políticas educativas de España; y tiene que seguir definiendo el escenario legislativo y político sobre el que deben trabajar las 17 comunidades autónomas. Un sistema educativo nacional y público que debe hacer frente a la consolidación de una escolarización de calidad en el tramo 0-3 años, a la revalorización de la Formación Profesional, a las medidas de apoyo y refuerzo orientadas a reducir el abandono y el fracaso escolar en Secundaria, resolver los problemas que se deriven del desarrollo del nuevo Bachillerato, y culminar las negociaciones abiertas durante la legislatura pasada sobre el Estatuto del profesorado y la carrera docente; además de garantizar la movilidad y la igualdad de condiciones en todo el territorio a docentes, alumnos y alumnas. Para el periódico ESCUELA la educación debe seguir siendo una prioridad en las políticas del Gobierno, en especial en una legislatura en la que se implantará definitivamente la Ley Orgánica de Educación (LOE) así como las distintas leyes autonómicas. También es muy importante que el nuevo Ministerio siga trabajando por la estabilidad del sistema educativo, buscando el consenso con la oposición y la comunidad educativa sobre los grandes temas de la educación española, intentando aislar al sector de los vaivenes políticos y económicos. Una última observación.

La llegada de Eva Almunia es un acierto político, la salida de Alejandro Tiana es un error cuyas consecuencias están aún por ver porque tiene una experiencia pedagógica y política que no se improvisan.

 

STEs Castilla y León Opinión