STEs Castilla y León Opinión

La mayoría parlamentaria acuerda la LOE


16-12-2005

Editorial

 

S

5e ha alcanzado el mayor consenso posible en la tramitación del proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE). Si la ley se aprueba con el amplio acuerdo político y sectorial que avala al proyecto, podremos hablar de un largo período de estabilidad para el sistema educativo español.

 

Es un pacto entre socialdemócratas (PSOE) y democratascristianos (CIU, PNV y FERE-CECA), vertebrado en sus últimos aspectos sobre los acuerdos PSOE y FERE-CECA, que se ha concretado en las enmiendas aprobadas en la Comisión de Educación.

 

FERE-CECA, se ha comprometido, en lo sucesivo, a no apoyar movilizaciones de la Plataforma contra la LOE. Según Manuel de Castro, secretario general de dicha organización, las discrepancias que aún se mantienen «se abordarán desde la negociación.»


¿Qué aspectos han decido el consenso? Aquellos que afectaban directamente a la enseñanza privada concertada. Se aumenta la cuantía económica destinada a aplicar la ley, destacando el notable incremento en la partida destinada a los módulos de conciertos. Se garantiza la libre elección de centros para todas las familias. Se amplía el margen de ambigüedad en el control de cuotas a las familias por parte de los colegios privados.

 

Hay dos puntos de especial importancia por su incidencia favorable en los centros privados concertados; el primero se refiere a la posibilidad de incrementar un 10% el número de alumnado/aula. El segundo, es la concertación del tramo 3-6 años que ya recogía la LOCE. El texto original de la LOE recogía la posibilidad, mientras que el texto consensuado es taxativo: no deja lugar a duda.


Por último la retirada a la Iglesia de su condición de «empleador» abre la incógnita sobre cómo se articulará la nueva condición del profesorado de Religión. ¿El Estado será su nuevo patrón?


Estos aspectos que han hecho posible el consenso abren algunos interrogantes y crean serias inquietudes en el sector de la ciudadanía partidario del servicio público educativo. Por eso los desarrollos de la ley serán muy importantes a la hora de mantener y no romper el equilibrio de la doble red: pública y privada concertada.

Escuela Española 3688
15 de diciembre de 2005
EL EDITORIAL DE LA SEMANA

UN PACTO EN DEFENSA DE LA ESCUELA PÚBLICA


01-12-2005

Editorial

 
 

E

El presidente del gobierno español, en un ejercicio de responsabilidad política y social dejaba fuera de toda duda que el gobierno negociará la Ley Orgánica de Educación (LOE), pero no a cualquier precio: no a costa de marginar a la escuela pública o de imponer la religión. Así lo ha manifestado en el Congreso.
 


Efectivamente, no se puede pactar a cualquier precio. La escuela pública es uno de los ejes vertebradores de las sociedades modernas y desarrolladas. Garantiza la equidad. Hace posible la inclusión de todos y de todas. Y es un elemento imprescindible para la cohesión social.

Hay que apostar por la escuela pública, y la LOE, siendo respetuosa con la escuela privada, ofrece una buena base para mejorarla y estabilizarla a través de un amplio consenso político y social. El gran reto será adaptar la ley a la realidad de nuestros centros, aportando los recursos necesarios y las soluciones oportunas.

Y hay que apoyar la escuela pública al margen de la competitividad «economicista». Hay que invertir en educación el 6% del PIB. Hay que potenciar la enseñanza individualizada para frenar el fracaso escolar. Hay que apostar por una escuela pública con directores que dirijan; inspectores que inspeccionen; profesores formados para afrontar los retos educativos del siglo xxi. Hay que evaluar constantemente el trabajo. Debemos ofertar a los mal llamados «objetores escolares», jóvenes que se sienten «prisioneros» de la ESO, una Formación Profesional digna que les permita ganarse la vida dignamente, sin olvidarnos de su educación cívica que es fundamental para que aprendan a convivir pacíficamente con sus iguales. Hay que articular mecanismos que permita a este alumnado volver al sistema ordinario.

Hay que potenciar la participación de la comunidad educativa, porque los problemas y las soluciones del sistema público de enseñanza, lo son de toda la sociedad. Las reformas no son sólo técnicas, las reformas definen modelos de escuela y cambian el sentido de la educación. La LOE debe apostar por la escuela pública y recuperar valores como el de equidad y el de participación; valores que la LOCE desterraba del sistema.

Escuela Española 3687
01 de diciembre de 2005
EL EDITORIAL DE LA SEMANA

STEs Castilla y León Opinión