STEs Castilla y LeónOpinión
 

El informe Pisa 2003


20-12-2004

Ramón Pascual

Opinión

  • Si bien es probable que hagan falta más recursos, no todo es cuestión de dinero, como prueba el caso de Corea o incluso Hungría

La OCDE ha dado a conocer el informe Pisa ( www.pisa.oecd.org) correspondiente al año 2003 que analiza el nivel de conocimientos -sobre todo en matemáticas- de los estudiantes de 15 años en 41 países, la mayoría de la organización, y en algunas comunidades como Catalunya.

Los medios han observado rápida y ampliamente que ni España ni Catalunya han salido demasiado bien paradas de la comparación, con lo que partidos, sindicatos, asociaciones y opinadores han acudido a hacer sus comentarios, con algunas acusaciones mutuas, y los responsables educativos han intentado eludir el problemae scudándose en que nuestra situación es acorde con el porcentaje del PIB que gastamos en educación y que, si bien estamos peor que la media, somos todos mediocres, es decir, no tenemos muchos estudiantes muy buenos pero tampoco muy malos.

Yo me he leído el informe, que son casi 500 páginas, y los comentarios de los medios escritos y he analizado los resultados con cierto detalle y, aunque no soy tan experto en enseñanza como otros, me gustaría lanzar alguna ref lexión.

  • En primer lugar, un resultado como el mencionado siempre se puede leer de dos maneras, la positiva y la negativa. Pero siempre se debe ser realista y, sobre todo, se debe aprovechar la ocasión para diseñar estrategias de mejora. Es cierto que a todos nos hubiera gustado salir más airosos, pero también es legítimo afirmar que no quedamos tan mal. Se trata de una situación que ya era sospechada por cualquiera que sepa de qué va, ya que nuestro resultado es acorde con nuestro gasto en educación.

    La representación gráfica de las cifras ayuda a apreciar algunos matices. Se observa que el caso catalán, entre el puesto 19 y el 26 según la aptitud que se mida (y un poco me-nos el español, entre el 28 y el 29) está hacia el final de una extensa meseta que abarca desde aproximadamente el puesto 10 hasta el puesto 30, en un suave decrecimiento. Esta meseta presenta una subida más pronunciada hacia los primeros puestos, y una más rápida bajada a partir del puesto 30. Entre los puestos 10 y 30 hay muchos de los países más avanzados de la Unión Europea que han de ser nuestra referencia principal. Dicho de otra manera, no nos diferenciamos demasiado de ellos. Entre los diez primeros hay países de nuestro entorno europeo, como Finlandia, pero abundan otros muy alejados y de más difícil comparación -como Canadá, Nueva Zelanda y Japón- y otros menos significativos -como Corea, Liechtenstein, China-Macao o Hong Kong.

    Es un hecho que en los últimos años se ha hecho un gran esfuerzo, también financiero, en universalizar la educación y en extender la etapa obligatoria hasta los dieciséis años. Este muy loable esfuerzo lamentablemente ha ido acompañado de una igualación a la baja. Si se observan los detalles, se ve que España se acerca a la media de la OCDE en la fracción de estudiantes del nivel más bajo (aunque tiene más de cuatro veces más de ellos que Finlandia, el país mejor situado); supera la media en los siguientes niveles y no llega a ella en los niveles altos, llegando al extremo de que sólo tiene aproximadamente la mitad de los estudiantes del nivel más alto (de los que tiene unas tres veces menos que Finlandia). A mi entender, éste es el mayor problema.

  • Otra consideración que me gustaría hacer está relacionada con las escuelas públicas y las privadas. Mientras que en Finlandia casi toda la escuela es pública, en España hay más del doble de porcentaje de escuelas privadas que la media de la OCDE a la falta de una mínima autonomía de los centros; a la ausencia de equipos de dirección y de equipos pedagógicos estables, y al carácter funcionarial de los enseñantes, cuyos derechos adquiridos -por ejemplo en los traslados- no siempre coinciden con las necesidades de los centros y que -caso de que tengan acceso a una carrera académica- prosperan casi solamente en razón de su antigüedad y no de su esfuerzo.

  • Un tercer comentario hace referencia a lo que gastamos en educación. La mayoría de las opiniones atribuye el mal resultado a esca-seces económicas, pero esto es sólo parte del problema. Si bien es probable que hagan falta más recursos, no todo es cuestión de dinero, como prueba el caso de Nueva Zelanda, Corea o incluso Hungría, y hay evidencia de que un aumento de gasto no implica automáticamente una mejora de la calidad. Existe, y en mi opinión tiene importancia, una serie de condicionantes sociales que me gustaría apuntar, sin ánimo de ser exhaustivo: el exceso de politización de las políticas educativas, cambiantes con demasiada frecuencia; la poca consideración social de los maestros y educadores, acompañada de una escasa valoración de su labor; la escasa implicación de los padres en la educación de los hijos, que es dejada en manos exclusivas de la escuela y, cuando no, la colaboración no siempre apoya la labor escolar; la nula -y decreciente hasta valores negativos- cultura de la necesidad del esfuerzo individual. Muchos lectores podrán añadir algún punto a esta lista.

Tras estas reflexiones, hay que afirmar que nuestra situación no es en absoluto satisfactoria. Cada día oímos que somos un país sin recursos naturales y que nuestra salvación está en el conocimiento, en el valor añadido, en la apertura de nuestros mercados a la exportación. Pues bien, todo esto no se puede hacer sin una población mejor educada que la de nuestros competidores. Estará muy bien que ministras, ministros, consejeras y consejeros tomen las medidas que crean convenientes, a poder ser estables y consensuadas. Pero las medidas importantes se han de tomar por parte de toda la sociedad.

RAMON PASCUAL, profesor de la UAB

 

EDUCACIÓN-INFORME PISA 2003

Cuatro Opiniones Pisa 2003:
Un duro golpe a la educación.- Álvaro Marchesi. Catedrático Psicología de la Educación. Secretario de Estado de Educación con el PSOE y es uno de los padres de la LOGSE.
PISA: ¿otra ocasión perdida?.- José Luis García Garrido. Catedrático Educación Comparada. Director del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE) del Ministerio de Educación con el PP.
"Falla la LOGSE, el concepto en el que se sustenta el sistema" Sandra Moneo. Secretaria de Educación del PP

"No se han puesto ni el esfuerzo ni los recursos necesarios" Alejandro Tineo. Secretario general de Educación

Documento completo del Informe PISA 2003 en inglés atención al tamaño 5812kb

Portada

Resumen de los primeros resultados en España
Evaluación PISA 2003

681 k

Portada

Aprender para el mundo de mañana
Resumen de resultados - PISA 2003

1998 k

Learning for Tomorrow's World
First results from PISA 2003

 

Traducción del informe de la OCDE

 "First Results from PISA 2003 - Executive Summary"

 

  El 26% de quinceañeros no saben resolver problemas básicos

  Los alumnos españoles, a la cola de la OCDE en matemáticas, ciencia y lectura

  El Gobierno promoverá un acuerdo con las CCAA para aumentar el gasto educativo
  El Gobierno pide a las comunidades un aumento del gasto educativo para mejorar el rendimiento
  275.000 escolares sometidos a un examen de seis horas y media  
  Poco gasto educativo y malos resultados

 Educación vincula a la "situación cultural y económica" el mal resultado en secundaria

 Castilla y León, Cataluña y el País Vasco se sitúan por encima de la media española

imatge MATEMÁTICAS: El 23% ni siquiera alcanza el nivel mínimo
COMPRENSIÓN LECTORA : Retroceso en los niveles más bajos  
CIENCIAS: Mal preparados para el desafío del futuro

OCDE-EDUCACIÓN/ALEMANIA: Los malos resultados del informe PISA hacen que Alemania se replantee su sistema educativo
DIFERENCIAS: ¿Qué diferencia a España de Finlandia, Hong Kong y Corea del Sur?

ENTREVISTA: ANDREAS SCHLEICHER Responsable del 'Informe PISA'

Editoriales de Prensa: Informe del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA 2003)
Opinión
Si bien es probable que hagan falta más recursos, no todo es cuestión de dinero, como prueba el caso de Corea o incluso Hungría.- RAMON PASCUAL, profesor de la UAB
 
Pisa 2003: bien es probable que hagan falta más recursos, no todo es cuestión de dinero, como prueba el caso de Corea o incluso Hungría.- RAMON PASCUAL, profesor de la UAB
  El 'Informe PISA 2003' y las matemáticas .- T. Recio y L. Rico son miembros de la Comisión de Educación del Comité Español de Matemáticas

 

 

 
   STEs Castilla y LeónOpinión