STEs Castilla y LeónSociopolítica Comunicados
 

La subasta en la conferencia de "donantes"


Lunes 27 de octubre de 2003

"la mejor ayuda que se puede hacer al pueblo iraquí es cancelar su deuda"
 

En Madrid, bajo la batuta de EEUU, el Gobierno de Aznar ha organizado una conferencia de donantes para la reconstrucción de Irak en la que se ha puesto de manifiesto, una vez más, su alineamiento con Bush. La conferencia  se queda en una feria de contratos.

Esta conferencia debió ser sólo una reunión técnica y celebrarse en el Banco Mundial. Así ha sido una ominosa subasta, y quizá no se llegue a saber nunca cuánto habrá de donaciones, de créditos y de préstamos en el total recaudado.

Como dato curioso se reúne en un foro a ministros y delegados y, en otro contiguo, a las grandes compañías. El Gobierno alega que no se trata de una feria de contratos, pero entonces no se entiende el enfado y la irritación de las multinacionales europeas cuando ven cómo las norteamericanas van al copo desde posiciones de privilegio. La reconstrucción de Irak se ha convertido en una subasta para conseguir atar contratos.

Los españoles

Los empresarios españoles han exigido que las contribuciones del Gobierno para la reconstrucción de Irak (casi 260 millones de euros) reviertan de manera íntegra en contratos con compañías españolas y piden a José María Aznar que imite a la Administración de Bush, que ha adjudicado a compañías estadounidenses todos los proyectos patrocinados hasta ahora por EEUU.

El centenar de empresas españolas, inscritas en el registro de contratistas de la Autoridad Provisional de la Coalición, consideran que las subcontratas que han ofrecido hasta el momento las 11 multinacionales estadounidenses que controlan los proyectos en curso, son poco más que migajas y no despiertan interés en los inversores españoles y dichas subcontratas las consideran minucias.

 Rato, que inauguró el foro del sector privado, no tuvo ningún rubor en animar a los empresarios a invertir en Irak con el argumento de que es un país "de muchas oportunidades" gracias a sus yacimientos de petróleo y gas". Uno de sus colaboradores afirmó con entusiasmo que "la tarta de Irak es muy grande y hay posibilidades para todos".

De nuestros impuestos salen las ayudas y se pagan estos gastos extraordinarios que se devuelven con creces (ya lo prometía JEB Bush, el hermanísimo, al Presidente Aznar) a Repsol, Cepsa, ACS, Endesa, Iberdrola, Santa Bárbara, etc. Ya hay españoles como Antonio Hernández Mancha que tienem oficina en Bagdad defendiendo los intereses de nuestras petroquímicas. El antiguo Secretario General del PP está convencido de que lo que está haciendo allí, rodeado de guardaespaldas, es desinteresada reconstrucción

Ayuda y deuda externa

El encuentro, al que asistieron representantes de 77 gobiernos y 225 empresas, no ha podido recaudar los 35.000 millones de euros calculados por la ONU y el Banco Mundial como necesarios para la reconstrucción del país árabe.

Las donaciones en el sentido literal del término han quedado muy por debajo de lo esperado, además, gran parte de las contribuciones quedarán, previsiblemente, al margen del fondo multinacional y tendrán el carácter de ayudas unilaterales, que permitan a cada país atar contratos para sus empresas nacionales. Estados Unidos administrará bilateralmente su propio paquete de ayuda, una decisión que provoca críticas porque podría favorecer a las empresas estadounidenses.

Lo que Irak necesita urgentemente son 9300 millones de dólares para 2004 en la forma de donaciones no retornables –de acuerdo con la ONU y el Banco Mundial– para satisfacer sus necesidades inmediatas. Irak, atrapado en sus deudas, no puede tomar préstamos para 2004, porque está demasiado endeudado para poder recibir créditos, y no se espera que tenga suficientes ganancias petroleras para pagar los préstamos hasta después de esa fecha. Son préstamos que vendrán a incrementar la deuda externa de Irak que asciendo a 126.000 millones de dólares

Los 35.000 millones de euros (5,77 billones de pesetas) que no se han recaudado son sólo la décima parte de su deuda externa. Es evidente que la mejor ayuda que se puede hacer al pueblo iraquí es cancelar su deuda. Pero pasará por lo menos un año antes de que un Irak falto de financiación esté en posición de utilizar los créditos y las otras contribuciones adheridas sin caer aún más en deuda.

Sí y no de las ONGs

La ONG británica Christian Aid denunció la desaparición de 4.000 millones de dólares (3.400 millones de euros, más de medio billón de pesetas) procedentes de los ingresos por venta de petróleo: "han desaparecido en las cuentas bancarias opacas administradas por la autoridad provisional de la coalición". Este "agujero negro" refuerza la sospecha de que una "cantidad desproporcionada de dinero está siendo recaudada en beneficio de las empresas americanas". Ningún organismo independiente sabe adónde ha ido este dinero.

Como la inmensa mayoría de las ONG, Christian Aid no envió representación a la cumbre de Madrid. Instituciones de la órbita del Partido Popular (PP), junto con la Cruz Roja, son las únicas organizaciones no gubernamentales que participaron en la conferencia. ONGs sin experiencia alguna en cooperación internacional como Mensajeros de la Paz, cuya presidenta de honor es Ana Botella; la Fundación Iberoamérica Europa, que preside el diputado del PP y portavoz en la comisión de Cooperación Internacional, Pablo Izquierdo, la Fundación Promoción Social de la Cultura, situada en la órbita del Opus Dei; la Fundación Humanismo y Democracia, que preside el embajador español en Washington Javier Rupérez. Hay ciertas sospechas de favoritismo que se producen a la hora de repartir los fondos de la Agencia Española de Cooperación (AECI).

La coordinadora de las ONG no fue invitada a la conferencia. Médicos sin Fronteras, que sí fue invitada, declinó participar por entender que la conferencia era "una pantomima" para lavar la cara de los gobiernos que declararon y apoyaron la guerra.

El Parlamento Europeo dice no al incremento de las ayudas.

El pleno del Parlamento Europeo rechazó ayer por una abrumadora mayoría la propuesta del grupo popular de incrementar a 500 millones de euros las ayudas de la Unión Europea (UE) a la reconstrucción de Irak. La propuesta del PP fue rechazada por 282 votos en contra, 185 a favor y 12 abstenciones, durante la votación del proyecto de presupuesto de la UE para el 2004. El Consejo de Ministros afirmó que el presupuesto de la UE carece de margen para asumir ese compromiso y para ello habría que recortar las ayudas a Latinoamérica o a los países mediterráneos.

Resulta bastante difícil saber qué hay que admirar más, si la desfachatez de los americanos pretendiendo que otros asuman el coste de lo que ellos han destruido o el cinismo de Rusia, Francia o Alemania que, después de tantos tiras y aflojas, terminan por dar su aquiescencia en la ONU a una resolución que legitima, si no la invasión, sí la ocupación de Iraq, al tiempo que ellos se niegan a colaborar en la reconstrucción. No aportarán ni dinero ni soldados. Votan que sí, pero que sean otros los que corran con los gastos.

 

STELE-STEs

 
STEs Castilla y LeónSociopolítica Comunicados