STEs Castilla y LeónOpinión
 

LA MINISTRA PILAR SALIÓ DEL PASO CON MANOLO


Martes 21-10
-2003

JOSEP Pernau

 

Cuentan que el sábado, al saberse la muerte de Manolo Vázquez Montalbán, la ministra de Cultura, Pilar del Castillo, llamó al señor Aznar: "Presidente, si los periodistas me preguntan por el fallecido, ¿qué les digo?". Y el inquirido, muy en su papel de presidente del Gobierno, contestó: "Procura salir del paso".

Hay otra versión entre los enterados. Aseguran que la respuesta fue otra: "Di lo que se te ocurra, pero sin comprometerte, Pilar". Así se explica la respuesta insulsa y desangelada de la ministra, que muchos periódicos han considerado que no valía la pena publicar: "Nos ha dejado una persona que ha tenido una voz continua en nuestra historia más reciente".

De sus tiempos de rojerío, algo ha de saber de Manolo la ministra. Ella ha cambiado y él ha seguido siendo el de siempre, como ha venido demostrando semana tras semana en El País. En el trance de tener que dar una opinión sobre un intelectual de la izquierda, creyó que no le quedaba más recurso que mostrar displicencia. El señor Aznar no le habría perdonado que le loara como escritor y periodista, por más que añadiera el obligado latiguillo de "a pesar de las ideas que nos separaban". Y menos ahora, cuando se ha sabido que pronto aparecerá un libro cáustico, obra de la acreditada factoría MVM, con el título de La aznaridad.

Qué papeles tan tristes ha de hacer la derecha. Muere una figura elogiada por la ciudadanía y un carnet con las letras de PP obliga a mirar a otro lado. El sectarismo no lo desmiente el trato dado a Rafael Alberti, que era comunista, al que a última hora se llenó de honores, hasta el punto de que fue visitado en su casa por Aznar. El pobre ya no ejercía de rojo y quizá no se enteró de quién era aquel señor del bigote. Es la diferencia.

 

 
    STEs Castilla y LeónOpinión