STEs Castilla y LeónOpinión Paz hoy
 

¿Y la guerra?


Lunes, 21 de abril de 2003

Pedro Calvo Hernando

 

Una vez comenzado un ilegítimo e ilegal proceso de normalidad en Irak, la táctica de los belicistas es poner sordina a los horrores de la guerra e intentar que no se hable de ella, sino sólo de lo maravillosamente que lo harán los anglonorteamericanos en aquel país que dicen reconstruir tras haberlo destruido. Aquí dentro asistimos al ridículo espectáculo de la fiel infantería, dispuesta a proclamar grandezas de los ocupantes, sin mencionar que éstos carecen de cualquier legitimidad para reconstruir nada por su cuenta, o para poner y quitar monigotes de guiñol, o para detener a esos 55 máximos dirigentes del fenecido régimen del dictador sangriento. Hablan de juicios contra ellos, pero no sabemos ante qué tribunal, pues Bush se ha ciscado en la Corte Penal Internacional, lo mismo que en la ONU, para evitar caer, con ayudantes o sus soldados bajo su jurisdicción.

¿O piensan quedar impunes ellos pero someter a los demás a la CPI? Nadie sino la ONU tenía legitimidad para intervenir en Irak y nadie sino ella la tiene para la reconstrucción. Porque claro, si no se habla de la guerra, no se habla de los crímenes y masacres cometidos por los atacantes/invasores. Y si se cayera en esa trampa, tampoco se hablaría de la responsabilidad del Gobierno español por su impulso y apoyo incondicional a la guerra, y ni siquiera de la muerte de nuestros compañeros periodistas Parrado y Couso, ni de la indignidad de decir que el asesinato terrorista de Couso no es motivo relevante como para elevar una queja o emitir una condena contra sus responsables. Por fortuna, todas esas maniobras de ocultamiento y distracción caen y van a caer en saco roto, porque la conciencia colectiva de la inmensa mayoría de los españoles permanecerá en idéntica posición que en los pasados meses, en la misma exigencia de responsabilidades y en parecida actitud política frente a los hechos. Si se ha reivindicado la memoria histórica de hace más de sesenta años, ¿cómo no se va a revindicar la de hace cuatro días? Y si dentro de un mes hay elecciones, eso ya lo sabíamos todos, incluidos ellos.

 

 
 STEs Castilla y LeónOpiniónPaz hoy