STEs Castilla y LeónOpinión ComunicadosPaz hoy
 

Opinión: Apuntes

Viernes 18 de abril de 2003

Por la Historia

 

La pistola humeante

La comparación estaba ya en la calle: mientras el Ejército de EEUU protegía y mimaba los pozos petrolíferos y el Ministerio del Petróleo de Bagdad, los saqueadores destrozaban el Museo Arqueológico y la Historia se hacía trizas.

El principal asesor cultural de Bush, Martin Sullivan, dimitió tras denunciarlo públicamente. También Gary Vikan, otro de los expertos de la Administración estadounidense.

La UNESCO une su voz y anuncia la creación de un fondo para recuperar el patrimonio iraquí. Tarde, pero igualmente necesario.

 

Resulta un verdadero escándalo que el poderosísimo ejército angloamericano haya sido completamente incapaz de encontrar en Iraq los menores signos de la "pistola humeante", que al menos avalaría las razones esgrimidas tan absurda y brutal intervención militar.

De momento, se han exhibido pruebas de lo que ya se sabía, las fastuosas excentricidades patológicas de un abyecto sátrapa y algunos signos de su terrible actividad represora, pero sigue sin haber pruebas de la existencia de armas de destrucción masiva y, sobre todo de los vínculos entre Sadam Husein y el terrorismo internacional.

Obviamente, la detención del palestino Abu Abbas, secuestrador del Achile Lauro en 1985 y conocido residente en Bagdad desde hace muchos años (había concedido desde allí entrevistas), no demuestra nada, y mucho menos aquella ligazón como pretenden Washington y Aznar. En política, y más en política exterior, es ya peligroso creer que el fin justifica los medios, porque esta propensión es la que inspira todos los fascismos.

Pero lo es todavía más mistificar los fines y acrecerlos para justificar unos medios singularmente deproporcionados.

 
    STEs Castilla y LeónOpinión ComunicadosPaz hoy