Comunicado de prensa: educación.


Castilla y León

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN REGULA LA AUTORIZACIÓN DE LA JORNADA CONTÍNUA. 
Publicada la Orden de 7 de febrero, BOCyL de 9/2/2001.

            STEs de Castilla y León considera que la Consejería quiere limitar la extensión de la jornada continua, con una orden con carácter transitorio, con múltiples exigencias hacia los centros y sin compromisos económicos de la Consejería para las actividades extraescolares.

            La Federación de STEs siempre ha defendido el derecho de cada comunidad educativa a elegir su propio modelo de jornada escolar. Así mismo STEs defiende la legitimidad de una jornada continua del profesorado compatible con una jornada del alumnado de mañana y tarde. STEs aboga por superar la visión de los colegios como guarderías, sustituyéndola por un concepto de servicio educativo más amplio en el que tengan cabida tanto la transmisión de los contenidos curriculares, como la garantía de un programa de actividades extraescolares complementarias (culturales, artísticas y deportivas) de calidad y el mantenimiento y mejora de los servicios de comedor y transporte escolar.

            STEs ha participado activamente en el proceso de discusión previo a la tramitación de esta orden recién publicada.  En su día STEs presentó alegaciones al borrador y ha participado con propuestas claras en su discusión por el Consejo Escolar Regional. Alegaciones que no han sido contempladas en su mayor medida. Si bien hay que señalar que se produce un ligero avance sobre la situación que se daba antes de las competencias.

            La Orden, que nace con carácter transitorio, será de aplicación para los centros públicos y concertados.  Introduce un primer requisito que no aparecía en el borrador inicial: “la adecuación del proyecto a los intereses y necesidades de los alumnos y su adaptación a las características psicopedagógicas  de los mismos”. Se trata de un requisito difícilmente objetivable e innecesario a la luz del estudio que la propia consejería realizó sobre los 29 centros de la región que en la actualidad ofertan jornada continua. El propio estudio reconoce el alto grado de satisfacción de padres, madres y profesores, así como que no  se reduce el rendimiento escolar de los alumnos. Parece que la Consejería pretende reabrir un debate en el que este modelo de jornada tenga que demostrar lo que diversas experiencias y estudios ya han dejado claro: no hay diferencias en el rendimiento escolar porque la jornada sea partida o continua.

            Así mismo la propia orden establece la oferta obligada para el centro y voluntaria para los alumnos de actividades extraescolares en horario de tarde. Aspecto positivo y que habría de extenderse, por qué no, a los centros con jornada partida. Sin embargo no se garantizan en la orden recursos humanos y económicos suficientes y estables para las mismas para el conjunto de los centros y específicamente para los del medio rural. Las garantías de financiación quedan expresadas con un desiderativo “podrán implicarse no sólo profesores y padres sino también instituciones, ayuntamientos, entidades culturales y deportivas” y sin compromisos ciertos por parte de la Consejería:” En función de las disponibilidades presupuestarias, la Consejería de educación y Cultura podrá arbitrar medidas complementarias para aquellos proyectos(de actividades extraescolares) que... así lo precisen”.  Si la Consejería exige, esta exigencia debe ir acompañada de financiación complementaria suficiente para “La extensión (para los centros públicos) de los servicios complementarios, en estrecha colaboración con los ayuntamientos, a través de una aportación específica de financiación para estos servicios por parte de la Comunidad Autónoma”, tal y como recoge el Acuerdo por la mejora del sistema educativo, cuyo inmediato cumplimiento reclama STEs.  En el mismo sentido se precisa ampliar la red de comedores escolares. Medidas que han de ir acompañadas de políticas de gratuidad o precios públicos asequibles en los Centros Públicos, así como de ayudas y becas para las familias que las precisen. STEs ha planteado al Sr. Consejero que se dirija al Gobierno Central, y en especial al Ministerio de Trabajo, para que se arbitren los fondos previstos en la aplicación de la Ley de conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras (Ley39/1.999, de 5 de noviembre).

Así mismo STEs ha instado al Sr. Coordinador de Educación a que negocie otro de los aspectos más importantes de esta Orden: la implicación del profesorado del centro en las actividades extraescolares.  A juicio de STEs esta implicación pasa por la coordinación del programa y de los recursos del centro, siempre y cuando esta dedicación cuente con el reconocimiento dentro del horario lectivo de los docentes y no suponga una sobre carga horaria de trabajo. Se precisa pues entablar ya negociaciones sindicales para regular dicha implicación y sus consecuencias en las plantillas, así como crear un departamento de actividades extraescolares en los centros de infantil y primaria. Así mismo las Administraciones Locales, en convenio con la Consejería, deberían ser las encargadas de la contratación de los monitores especializados para el desarrollo de dichas actividades.

     La Federación de STEs, pese a las deficiencias de esta Orden, hace un llamamiento a las comunidades educativas de los centros de Infantil y Primaria para que presenten masivamente a lo largo del presente y próximo curso sus proyectos de jornada continua y reclamen a la consejería medios suficientes.

           Pedro Escolar I.

            Portavoz de STEs de Castilla y León