STEs Castilla y León Comunicado

Valoración  de la Confederación de STES- intersindical del Plan de Convivencia presentado por el MEC.

24-03-06

EL PLAN DE CONVIVENCIA ES UNA CORTINA DE HUMO QUE QUIERE OCULTAR LOS PROBLEMAS POR NO TENER LAS SOLUCIONES

L

a Confederación de STEs-Intersindical considera positivo que el MEC haya sido sensible al fin a las reiteradas demandas del profesorado y de sus organizaciones representativas y  haya empezado a trabajar en un plan de mejora de la convivencia escolar.

Este es un problema muy serio que afecta a toda la comunidad educativa, y deberían tenerse en cuenta las opiniones y aportaciones de todos sus miembros. Por eso lamentamos y rechazamos que en el proceso de elaboración del plan de convivencia no se haya respetado la legalidad y desde el principio se haya hurtado la  posibilidad de negociación de la Confederación de STEs-Intersindical –segundo sindicato más representativo en la enseñanza- y todo el proceso de negociación se haya realizado a espaldas del profesorado, fuera del ámbito correspondiente, que es la Mesa Sectorial de Educación. Es muy ilustrativo que este plan de “convivencia” se haya realizado marginando al 25% de la representación del profesorado de todo el Estado.

Pero, al margen del procedimiento de elaboración, el Plan de Convivencia acordado por el MEC con algunas organizaciones es una cortina de humo que lo que pretende es ocultar los problemas por no tener las soluciones a los que están constatados.

La Confederación de STEs-Intersindical considera que el Plan de convivencia presenta déficit relevantes que condicionan su efectividad y que es preciso subsanar. Debemos tener en cuenta es que los problemas de convivencia escolar no son problemas única y estrictamente escolares y que hunden sus raíces en problemas de convivencia social que deben abordarse si se quiere también llegar con garantías y coordinadamente a los primeros. Estos problemas se reflejan y visualizan en la escuela y su convivencia y no podemos obviarlos. Por tanto, deben ser tenidas en cuenta  medidas más generales y sociales, junto a medidas concretas que deberían figurar en la nueva Ley orgánica de Educación.

Las críticas más claras y palpables que se pueden realizar a este plan son:

  1. La variedad y heterogeneidad del alumnado de los centros exige que los grupos sean menos numerosos. La solución a este problema, que no se expone en el citado Plan, está clara: reducción del número de alumnos y alumnas por aula en todos los centros. La LOE, en contradicción con esta medida, aumenta la ratio actual en un 10%.

  2. La disparidad del interés de las familias por la educación de sus hijos e hijas y por sus problemas en el período de escolaridad exige que las plantillas de los centros se aumenten y se contraten otros profesionales distintos a los docentes, como son  como mediadores escolares, responsables de salud, cuidadores – acompañantes, etc. Esto no está prevista ni en este Plan ni en la LOE, y el MEC sabe que sin este personal seguirá siendo muy complicada, por no decir imposible, la relación del centros y su profesorado con algunas familias.

  3. No valoramos la financiación prevista, 4’5 millones de euros, únicamente nos preguntamos si piensan que es posible atender con este presupuesto los posibles problemas existentes en los más de 15.000 centros públicos del conjunto del Estado.

Este Plan nace prácticamente muerto, pues se ha gestado únicamente desde el MEC cuando el problema de la convivencia en los centros afecta a todas las administraciones educativas, que son las que deben aplicar el programa y a las que no se ha consultado, y a otros ministerios.

Desde  la Confederación de STEs-Intersindical considera que debe crearse un Plan más global coordinado por el MEC pero en el que participen otros Ministerios como el de Asuntos Sociales, Justicia, Trabajo y Sanidad, las comunidades autónomas, así como responsables de las asociaciones de padres y madres, de los medios de comunicación y, claro está, la representación del conjunto del profesorado de todo el Estado. Es necesaria la creación conjunta de un libro blanco que marque claramente los problemas, planté las soluciones y establezca los necesarios presupuestos.

De otra manera los problemas seguirán y el plan actual se mostrará como lo que es, una cortina de humo que pretende ocultar los problemas por falta de soluciones y tranquilizar al profesorado y al resto de la comunidad educativa con medidas imprecisas y, por tanto, nada efectivas.

Federación

 

   Plan para la promoción y mejora de la convivencia escolar 58kb

STEs Castilla y León Comunicado