R
ecortes de Prensa

Sábado, 10 de febrero de 2001

e
c
o
r
t
e
s

Demandan a una profesora porque un alumno zancadilleó a otra niña

   El Claustro del Instituto de Sahagún denuncia la indefensión a la que se ve sometido el personal docente tras la demanda que ha interpuesto la madre de una alumna, que reclama judicialmente 160.000 pesetas a la que en el momento de los hechos era la tutora de un alumno, de doce años de edad, que a la vuelta del recreo echó la zancadilla a su hija. Tras la «gamberrada», la niña volvió a clase normalmente, pero siete meses después la madre reclama la existencia de una lesión, que el juez de menores resuelve con una amonestación, y ahora acudió al juez de Instrucción para reclamar a la profesora 160.000 pesetas.

SAHAGÚN. A. Díaz/J.C. Vázquez

    Los profesores del Instituto de Enseñanza Secundaria de Sahagún se muestran indefensos ante la falta de respaldo institucional frente a estas situaciones, y reclaman a la Junta de Castilla y León, titular del centro, que suscriba un seguro de responsabilidad civil que ampare al personal ante este tipo de situaciones, y que disponga de un gabinete jurídico que les defienda, cosa que no ocurrió cuando esta profesora tuvo que acudir al Juzgado, tras la denuncia de la madre, para presentar sus alegaciones a la demanda.

    Los hechos se remontan al 3 de octubre de 1999, cuando a la vuelta del recreo, un estudiante de primero de ESO, de doce años de edad, puso la zancadilla a una niña del mismo curso. La gamberrada no tuvo mayores consecuencias inicialmente, y de hecho la alumna agredida volvió a clase con normalidad.

    Más de nueve meses después de estos hechos, el 13 de julio de 2000, el Centro de Salud de Sahagún emite un informe en el que certifica que la niña fue atendida allí el tres de noviembre (un mes después de recibir la zancadilla), y se le apreció una lesión que le obligaría a guardar diez días de reposo.

    Con este informe médico, la madre de la niña denuncia los hechos, y el juez del Tribunal Tutelar de Menores resuelve el caso con una amonestación al alumno que le puso la zancadilla a la muchacha. Posteriormente, la madre denuncia a la profesora que en el momento en que la niña recibió la zancadilla era la tutora del estudiante que la agredió, y el pasado 30 de enero, esta profesional de la enseñanza recibe una comunicación del Juzgado de Primera Instancia de Sahagún en la que se le informa que la madre de esta alumna le reclama 160.000 pesetas más los intereses y las costas procesales, al tiempo que es citada para plantear ante el tribunal las alegaciones que considere oportunas.

Indignación de los profesores
    Esta actuación judicial ha causado una gran conmoción y preocupación entre los profesores del instituto de Sahagún y entre el colectivo en general, ya que una situación similar puede producirse en cualquier otro centro.

    El personal lamenta en primer lugar que la Junta de Castilla y León, como titular del centro, no haya accedido a facilitar sus servicios jurídicos para asistir a la profesora demandada, lo que según comentaba ayer la directora del instituto, «nos deja en una situación de indefensión jurídica total, y al albur de cualquier capricho similar».

    Ante esta situación, el Claustro ha convocado una concentración de protesta para el lunes en el instituto, además de suspender todas las actividades extraescolares en las que participen profesores del centro hasta que este colectivo esté protegido contra estas situaciones.

Acuerdo del Claustro de Profesores