¿De qué Reforma hablamos ?

   Han sido numerosos los intentos del gobierno del PP para reformar la LOGSE, pero todos han fracasado por falta de apoyo político y social. Tras cuatro borradores la sensación de descrédito entre la población y el profesorado ha ido creciendo y ha sembrado la duda razonable ante tanto cuestionamiento e intento fallido de modificación. Y como no hay quinto malo,  la actual Ministra de Educación saca por la vía del más absoluto de los secretos dos  Reales Decretos que modifican las enseñanzas mínimas de la ESO y el Bachillerato y que ni convencen ni satisfacen a nadie.

      Los cambios actuales no afectan a los contenidos de la ESO pues como se puede apreciar si comparamos el primer decreto 1007/91 con el del borrador actual, son los mismos, las modificaciones se centran sobre todo en el horario escolar. De esta manera en el Anexo II del presente borrador observamos como aumentan, en el primer ciclo de la ESO las horas de lengua y Matemáticas (¿No hubiera sido necesario, también que aumentaran en el Bachillerato?) y disminuyen las de Música y Educación Plástica y Visual.

     Es inadmisible  que en un estado LAICO Y ACONFESIONAL, según la Constitución, la carga horaria de Religión triplique a la de Música y Educación Plástica, sea superior a la de Educación Física y esté casi a la par con Tecnología. Como siempre en este país: "Con la Iglesia hemos topado...". ¿Dónde se queda el espíritu de formación integradora que propugna la LOGSE.

     En los Bachilleratos no se especifica como queda la carga horaria de las actuales optativas de modalidad puesto que aumentan las materias que pueden ser elegidas: Dibujo Técnico II para las modalidades de Artes, Ciencias de la Naturaleza y la Salud y Tecnología e Historia de la Música y Griego II para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales. No podemos dejar de pensar que este aumento de ciertas especialidades es un dulce para acallar el malestar de los especialistas afectados, que de ningún modo soluciona el problema. No hacía falta tanto revuelo ni hablar de la Reforma de las Humanidades (La señora Ministra debería consultar en el Diccionario el significado de la palabra Humanismo) para conseguir únicamente que desaparezcan dos asignaturas (Música y Dibujo) y crear controversia en la forma de impartir la Historia.

       A los problemas escritos sobre el papel se suman otros aportados por la prensa: "Se organizarán de nuevo los tipos de Bachillerato...". "Se establecerán  los itinerarios de la ESO ¿a partir de qué curso?, se anuncia también la posibilidad de adelantar la entrada en la FP... pero no sabemos qué materias resultarán afectadas ni qué alcance tendrán  los cambios de las Reformas que se fraguan en los despachos. Bajo todos estos comentarios sesgados cabe la sospecha de que el gobierno esté intentando clasificar los bachilleratos en los de Bata Blanca(eruditos y estudiosos) y Bata Azul (mundo profesional) y vuelva a dividir a los alumnos en listos, menos listos y "tontos". Lo que de ninguna manera podemos consentir.

    El Ministerio ha tenido mucho cuidado  de no informar a nadie que pueda difundir el verdadero alcance de los cambios. Y cuando no queda más remedio que dar a conocer lo que se va a ratificar de forma inminente , aparecerán elementos que nadie conocía y que modificarán las condiciones laborales de todos.

  Desde nuestro sindicato denunciamos el absolutismo y ocultismo con el que se ha llevado todo el proceso y el empeño que desde siempre ha tenido el gobierno del PP en evaluar la LOGSE mucho antes de que estuviera del todo implantada para ocultar la falta de una Ley de Acompañamiento presupuestario que permita llevarla a cabo en condiciones optimas. Los presupuestos para Educación cada vez son más precarios y para muestra sirvan los de nuestra propia Comunidad que ascienden a 181.000 millones de pesetas, mil millones menos que los que tuvo en 1995. Así cualquier Reforma de las reformas será inevitablemente un fracaso

Volver