STEs Castilla y León Prensa
 

26 de septiembre de 2005

e
c
o
r
t
e
s

Reforma-LOE
Los obispos debatirán esta semana sobre su "enorme inquietud" ante la LOE en Comisión Permanente

Un total de 24 obispos españoles se reunirán los próximos 27 y 29 de septiembre en Comisión Permanente, un encuentro en el que plantearán, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Conferencia Episcopal Española (CEE), su "enorme inquietud" ante el proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE), manifestada recientemente por el presidente de la CEE y obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez.

Ricardo Blázquez reconoció hace unos días la "enorme inquietud" de la Iglesia Católica ante el proyecto de LOE en lo que se refiere a la situación de los profesores de Religión. "Yo en este momento querría expresar una inquietud que tenemos porque en el proyecto de ley presentado por el Gobierno al Parlamento, en la disposición adicional, se cambia el estatuto del profesorado del área", situación que, dijo, ha generado "una enorme inquietud", ante lo que pidió que "cambie" la situación en el trámite parlamentario del proyecto de ley. La Reunión de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis se celebrará en Madrid el próximo miércoles y sentará, previsiblemente, las bases que se pondrán sobre la mesa en la reunión de la Comisión Permanente para el "debate" sobre el desarrollo de la disposición adicional del proyecto dedicado a la reforma de la asignatura de Religión.

Hasta la fecha, el Episcopado se ha manifestado mediante una nota de su Comité Ejecutivo hecha pública el pasado 22 de julio, fecha en la que se suspendió una reunión prevista entre la Iglesia Católica y el Ejecutivo sobre las reformas que afectan a la enseñanza de la Religión, coincidiendo con la aprobación del anteproyecto de ley por parte del Consejo de Ministros. En el comunicado, los obispos aseguraron que la ley de Educación es "inaceptable" y se quejaron de que fuese aprobada "por sorpresa".

Justificaron su "desacuerdo" con el mismo en que: recorta el derecho fundamental de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas, morales y pedagógicas; limita gravemente la libertad de la escuela católica y de las demás instituciones educativas de iniciativa social en el ejercicio de sus derechos a la educación; pone seriamente en peligro la enseñanza de la religión en la escuela y arbitra un nuevo estatuto de los profesores de religión que contradice la reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo.

En el primer encuentro de la Comisión Mixta Iglesia-Estado para temas educativos, celebrado el pasado 23 de junio, se había acordado aplazar para una segunda reunión el debate sobre las cuestiones de educación confesional en la enseñanza pública. Esta segunda reunión no tuvo lugar y ahora tanto el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) como la CEE se han mostrado dispuestos al diálogo, pero ambas partes guardan silencio sobre la fecha de la misma.

"POSIBLEMENTE NO CONCILIABLE".

Además de Blázquez, muchos obispos se han manifestado sobre el proyecto de la LOE. El primero en hacerlo fue el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que aseguró, el pasado mes de julio, que el texto "no corresponde a las exigencias de la Constitución", a los acuerdos de España con la Santa Sede ni al "bien del hombre", y apeló a la oración para modificar la ley. Concretamente, Rouco se refirió al tratamiento de la clase de Religión y sostuvo que el derecho de la enseñanza es "muy insuficiente", pero desconfió de cara a la solución: "Insuficiente en algún aspecto, posiblemente, no conciliable con los acuerdos entre España y la Santa Sede y tampoco con el artículo 27 de la Constitución".

Desde entonces, se han sucedido las declaraciones de los obispos de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, monseñor Juan José Omella; Terrasa (Barcelona), monseñor Josep Ángel Saiz; de Huesca, monseñor Jesús Sanz; de Orense, monseñor Luis Quinteiro; de Urgell (Lérida), monseñor Joan Enric Vives; de Jaén, monseñor Ramón del Hoyo; y los arzobispos de Toledo, monseñor Antonio Cañizares, y de Pamplona, monseñor Fernando Sebastián.

Pero el único que ya ha dado su apoyo a la manifestación convocada por la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) para "un día no lectivo" del próximo mes de noviembre es el arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo, quien, en declaraciones a Europa Press, expuso que "defiende los derechos fundamentales de la familia". "Todo este tipo de manifestaciones contarán con mi apoyo", dijo, y explicó que toda la CEE se encuentra "preocupada" por esta reforma, tal y como lo expusieron en la reunión del Comité Ejecutivo celebrada el pasado día 15 en Madrid PLAN PASTORAL Además, el cardenal Amigo señaló como uno de los temas más importantes de la reunión del último Comité Ejecutivo los avances en el Plan Pastoral. "Se trata de un primer esquema y ahora hay que esperar al siguiente paso de la rúbrica definitiva", afirmó.
Así, esta Comisión Permanente servirá también para dar un "paso adelante" en esta materia para "tratar detenidamente" la cuestión en la LXXXV Asamblea Plenaria de los próximos 21 al 25 de noviembre. El Plan Pastoral de la CEE tiene varios temas previsibles sobre la mesa, tales como la Eucaristía --este año de celebra el Año de la Eucaristía que concluye en octubre en la Asamblea del Sínodo de Obispos-- y la transmisión de la fe --de cara sobre todo al V Encuentro Mundial de la FAMILIA (EMF) que se celebrará en la capital valenciana en julio de 2006, y en el que se espera la presencia del Papa Benedicto XVI--. El plan del pasado cuatrienio (2002-2005) que se cierra este año se denominó "Una IGLESIA esperanzada.¡Mar adentro!" (Lc.5,4).

 STEs Castilla y León Prensa