STEs Castilla y León Prensa Universidad
 

Agencias

28 de septiembre de 2005

e
c
o
r
t
e
s

EDUCACIÓN
Los obispos se muestran pesimistas sobre el futuro de la clase de religión
  • El diálogo con el Gobierno sigue suspendido desde el verano.
COLPISA, Antonio Paniagua).

Los obispos son pesimistas sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo con el Gobierno en materia educativa. Los prelados se han visto sorprendidos con la nueva redacción del proyecto de Ley Orgánica de la Educación (LOE), que convierte a la Iglesia en entidad “empleadora” de los profesores de religión. El presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, Antonio Dorado, aseguró hoy que la comisión mixta sobre asuntos escolares sigue sin ser convocada.
La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal comenzó hoy sus deliberaciones, en las que ocupará un papel destacado el análisis de las relaciones entre la jerarquía católica y el Ejecutivo y los trabajos preparatorios de la próximas asamblea plenaria.
Las expectativas de entendimiento entre el Gobierno y la Conferencia Episcopal sobre la clase de religión han empeorado con respecto al inicio del verano. De hecho, desde que los obispos declinaron la invitación de reunirse con San Segundo el mismo día que el Consejo de Ministros aprobó la LOE, el 22 de julio, las conversaciones entre ambas partes no se han retomado. El malestar de los obispos por la decisión de que la asignatura de religión no cuente en el expediente académico y carezca de alternativa se ha agudizado con la nueva regulación del estatuto de los profesores de religión.
La disposición adicional segunda de la LOE, que establece el pago delegado de los docentes de religión por parte de la Administración, no era esperada por la Conferencia Episcopal, como reconoció Antonio Dorado, quien admitió que la perspectiva de llegar a un acuerdo está plagada de “dificultades”.
El inciso introducido en la LOE tiene por objetivo que los obispos se hagan “corresponsables” de los pleitos que puedan surgir en los tribunales. La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, alegó que la medida persigue evitar que el Estado siga asumiendo las sentencias en contra motivadas por las demandas que presentan los profesores de religión cuando son despedidos.


Trámites parlamentarios

Aunque la jerarquía católica espera que durante la tramitación parlamentaria de la LOE se puedan introducir algunas mejoras, también es consciente de que con la ley en el Parlamento, su capacidad de maniobra es más reducida, dado que sus peticiones podrían ser vistas como una injerencia.
Durante las reuniones de la Comisión Permanente, los obispos debatirán si deciden conceder su apoyo explícito a la manifestación convocada para primeros de noviembre por la organización de padres CONCAPA, de inspiración católica. Si bien la Conferencia Episcopal prefiere por ahora aparecer desvinculada de la protesta, a nadie se le oculta que la CONCAPA no hace nada sin el plácet de los obispos.
“Creo que aunque no la promueva la Conferencia Episcopal, me parece que es legítima (la protesta)”, alegó Dorado, quien reconoció que aún no ha decidido si acudirá la protesta.
La manifestación alentada por la CONCAPA cuenta con la adhesión de organizaciones de signo conservador o confesional, como las patronales CECE y Educación y Gestión, los sindicatos FSIE y USO, las organizaciones de padres COFAPA, las asociaciones estudiantiles CODE y CES y la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE).

En la controversia sobre el pago delegado, los profesores de religión cuentan con el apoyo de CC OO y UGT, que, en cambio, han ofrecido al Gobierno un “sí” crítico a su reforma educativa.

PRESUPUESTOS 2006/
El Estado entregará a la Iglesia 144,2 millones para el salario de obispos y clérigos

El Gobierno entregará a la Conferencia Episcopal 144,2 millones de euros para abonar los sueldos de obispos y sacerdotes, según prevé el proyecto de Ley de Presupuestos para 2006. El texto, remitido hoy al Congreso de los Diputados, incluye como en años anteriores una disposición adicional en la que se consigan los “pagos a cuenta a la iglesia católica en el año 2006”. La ley prorroga un año más el sistema de financiación de la Iglesia, aunque en 2006 deberá ser revisado o acordarse en su defecto un nuevo aplazamiento.
La cuantía de la dotación presupuestaria se eleva a 12.020.242,08 euros mensuales, cantidad que la Conferencia Episcopal distribuye entre las 69 diócesis para sufragar las retribuciones de los obispos y los cerca de 20.000 sacerdotes existentes en España.
El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero ha incrementado la asignación directa a la Iglesia en un 2%, como resultado de la inflación. El año pasado la jerarquía católica recibió 141,5 millones de euros.
El Gobierno de Felipe González acordó con la jerarquía eclesiástica en 1988 una fórmula transitoria de financiación mediante el IRPF mientras la Iglesia encontraba recursos para autofinanciarse. Una vez que se han cumplido esos plazos, tanto los gobiernos del PSOE como los del PP han ido completando las cantidades no

 STEs Castilla y León Prensa