STEs Castilla y León Prensa

 
 

15-10-2004

e
c
o
r
t
e
s

Noticia relacionada

Orden HAC/1558/2004, de 24 de septiembre, por la que se hace público el Estado de Ejecución de los Presupuestos de la Comunidad correspondiente al 31 de agosto de 2004. CONSEJERÍA DE HACIENDA


CASTILLA Y LEÓN.- PRESUPUESTOS DE LA COMUNIDAD PARA EL 2005

La Junta destina dos de cada tres euros a sanidad, educación, acción social y empleo

  • León, Burgos y Valladolid, las provincias más pobladas, recibirán el 43% de las inversiones del Ejecutivo el próximo año

  • El Gobierno autonómico estima que el crecimiento del 3,1% del PIB permitirá crear 11.400 nuevos puestos de trabajo

  • La consejera de Hacienda entrega a las Cortes los 31 tomos del Presupuesto del 2005, que asciende a 8.553 millones

E. GARCÍA DE CASTRO/VALLADOLID

El organismo autonómico que gestiona las medidas contra el paro recibirá 216 millones, el 6,7% más
Social. Este fue el adjetivo que más utilizó ayer la consejera de Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, para calificar el Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para el 2005. La máxima responsable de las cuentas regionales explicó el contenido del documento justo después de entregar una copia en las Cortes regionales para su tramitación parlamentaria, algo a lo que le obliga el Estatuto de Autonomía antes del 15 de octubre de cada año, y a tenor de su cuantía y del papel que requiere -31 tomos- no dudó en definirlo como «el más voluminoso de toda la historia».

En concreto el Gobierno de Castilla y León administrará 8.553 millones en el 2005, lo que supone un incremento del 6,97% respecto al ejercicio actual. De esa cantidad dos de cada tres euros se destinarán a financiar actuaciones en materia de sanidad, educación, servicios asistenciales y empleo, una realidad que permitió a Pilar del Olmo justificar el apelativo de «social», que repitió en al menos diez ocasiones. De hecho, las consejerías que gestionan esas políticas acaparan 5.532 millones de las cuentas regionales del año que viene, lo que equivale al 65% del total. El resto se destinará a proyectos de infraestructuras, agricultura y medio ambiente, y en menor medida a acciones ligadas al turismo, la cultura y la cooperación local.

La consejera detalló también que el Presupuesto se ha elaborado con una previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,1% para el 2005, frente al 3% nacional. Contempla además una inflación del 2% y espera contribuir a situar la tasa de paro en el 10,5%, lo que se traduciría en la creación de «11.400 puestos de trabajo». Con todo, Del Olmo advirtió de que estas cifras pueden variar «dadas las oscilaciones del precio del petróleo, aunque no más allá de dos décimas», si bien expresó su confianza en que las previsiones se cumplan teniendo en cuenta que la posición de partida «es tan mala que es probable que vayan a la baja».

La titular de Hacienda destacó, por otra parte, el perfil «inversor» del borrador, puesto que la partida para la realización de obras de todo tipo asciende a casi 1.338 millones, lo que implica un aumento del 16,47% respecto al 2004. El grueso de ese dinero irá a parar a las provincias más pobladas, León (16,34%), Burgos (14,54%) y Valladolid (12,57%), aunque en la inversión real por habitante ganan las más pequeñas, Soria (890 euros) y Ávila (569).

INGRESOS

Más dinero gracias a la deuda y los impuestos

La subida de casi el 7% en los recursos que tendrá la Junta a su disposición durante el 2005 se debe, en buena medida, al mayor endeudamiento del Ejecutivo. Con objeto de obtener más fondos, la Junta emitirá 340 millones de euros adicionales de deuda pública -que no es otra cosa que un préstamo que se devuelve a plazos-, que se destinarán precisamente y como es preceptivo a pagar inversiones. Esto situará el total de ingresos financieros en 488,8 millones, una decisión que ha sido posible gracias a un reciente cambio de criterio del Ministerio de Economía, que ha anunciado que no tendrá en cuenta el déficit de las autonomías siempre que no supere el 0,049% del PIB español.

Con todo, la principal fuente de financiación es el Fondo de Suficiencia, que dejará en la región 2.511 millones de euros con los que el Estado intenta paliar la diferencia entre lo que obtiene el Ejecutivo castellano y leonés vía tributos y lo que necesita. A esto hay que sumar los 295 millones correspondientes a la liquidación del sistema de financiación autonómica del 2003, el 74% más que en el 2002, lo que a juicio de la consejera «resulta un indicador muy claro de que el modelo está funcionando para esta comunidad».

La responsable del Presupuesto cerró sus alusiones al capítulo de ingresos con una referencia a los impuestos directos, indirectos y tasas, que engrosarán las arcas públicas con 3.328 millones de euros, el 6,87% más. Aun así la consejera quiso dejar claro que los contribuyentes individuales «no van a pagar más, sino todo lo contrario» en virtud de las nuevas desgravaciones fiscales, y justificó la subida de la recaudación en «la buena marcha de la actividad económica regional», que incentivará el consumo y como fruto de ello tributos como el IVA.

Pilar del Olmo atribuyó la bajada del 23,02% de los ingresos de capital, por último, a la disminución de los Fondos Estructurales procedentes de Europa, que es consecuencia del «buen gasto» efectuado en años anteriores. Como consecuencia de ello para el 2005 y el 2006 queda una cantidad muy inferior a la de ejercicios precedentes, pero al mismo tiempo conlleva un 'regalo' de 80 millones de euros que pretenden premiar ese alto grado de ejecución.

GASTOS

El coste del personal, por debajo de la media


Los gastos de personal crecerán en el 2005 el 5,95% hasta situarse en 2.806 millones de euros, un punto por debajo de la media de incremento del Proyecto de Presupuestos de la Comunidad, y recogerán la preceptiva subida salarial de los funcionarios y también «los acuerdos sindicales en materias como la sanidad y la guardería forestal», en palabras de la consejera de Hacienda.

Más elevada será la variación del llamado capítulo 2, el de los bienes corrientes y servicios, que tiene interés porque no solo incluye los costes de funcionamiento de la administración, que representan el 20%, sino sobre todo otros «de carácter social». Entre estos últimos se encuentra el mantenimiento de los hospitales, las residencias de mayores, las guarderías y los autobuses escolares, según recordó Del Olmo.

La máxima responsable de las cuentas autonómicas hizo hincapié asimismo en el buen comportamiento de las transferencias corrientes -las subvenciones, becas, subsidios, etcétera-, que acapararán 2.379 millones de euros, el 4,47% más, pero destacó por encima de todo el incremento superior al 16% de las inversiones.

REPARTO POR CONSEJERÍAS

Sanidad repite como la primera en recursos

Si se analiza el Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para el 2005 por consejerías, se observan pocas variaciones respecto al 2004. Por ejemplo, el altísimo coste de la asistencia médica es la razón de que un año más sea Sanidad el departamento de la Junta con más dotación, 2.610 millones de euros, o lo que es lo mismo, tres de cada diez euros del global. Ahora bien, lo significativo en esta ocasión es que crece el 7,76% y por tanto «por encima de la media», un «esfuerzo» sobre el que la consejera quiso llamar la atención, dado el volumen adicional que representa.

A continuación se sitúan en la lista, por este orden, Educación (1.780 millones de euros), Familia e Igualdad de Oportunidades (644 millones) y Economía y Empleo (498 millones). «La suma del presupuesto de esas cuatro consejerías, que son todas las que realizan gastos sociales, son casi 5.332 millones de euros, el 64,7% del total», aseveró Pilar del Olmo.

El 35% restante aglutina a los otros seis departamentos del Gobierno autonómico, las Cortes, el Consejo Consultivo, los gastos derivados de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y la deuda pública. Esta última arroja un resultado negativo porque en el 2005 se prevé amortizar menos que este año, mientras que la PAC se mantiene sin variaciones.

En cuanto a las otras consejerías, Agricultura, Medio Ambiente y Fomento vuelven a despuntar por su vocación inversora, que en el caso de esta lleva a que el 86% de sus fondos sean para este fin, según Pilar del Olmo.

La inyección del 14,76% para Presidencia se debe al deseo de «fomentar los servicios territoriales», así como a los 12 millones de euros destinados al Pacto Local. Cultura sube el 12%, de cara a preservar todavía más el patrimonio y generar turismo, mientras que Hacienda se queda en el 6,24% por ser «horizontal».

Mención aparte merecen las Cortes de Castilla y León, que ven incrementados sus recursos en el 26,3% como consecuencia del deseo de la Junta de «seguir avanzando en la construcción de su nueva sede», que ya ha comenzado a edificarse en el Plan Parcial Villa del Prado de Valladolid.

EMPRESAS PÚBLICAS

39 millones para polígonos industriales

La consejera de Hacienda, que ha aparcado la idea de crear una nueva empresa pública bautizada como Sical en el 2005, hizo referencia a las ya existentes. Así, Gesturcal recibirá 39 millones para construir más de veinte polígonos industriales y 15,7 para los tres parques tecnológicos de la comunidad; Gical dispondrá de 42 millones para la compra de suelo con el que edificar viviendas protegidas; la empresa Parques Tecnológicos dispondrá de 13 para mejorar su actividad; y Sotur destinará 16 millones a la promoción turística de la comunidad.

   STEs Castilla y León Prensa