STEs Castilla y León Prensa

 
 

 

13-10-2004

e
c
o
r
t
e
s

REFORMAS EDUCATIVAS
Francia plantea adelantar a los 5 años la educación obligatoria
Francia planea una gran reforma que amplía la educación obligatoria a los 5 años
Francia propone aumentar la jornada del profesorado
La reforma educativa que prepara España está también debatiéndose

Francia plantea adelantar a los 5 años la educación obligatoria

  • El Gobierno francés ha abierto el debate público sobre la reforma de la enseñanza obligatoria tras un año de trabajo de una comisión de expertos

J. R. GONZÁLEZ CABEZAS.- PARÍS

Las bases de la nueva reforma de la escuela pública francesa han sido recibidas con la previsible división de opiniones en los medios de comunicación y los sectores implicados. Las propuestas del informe de la comisión de expertos dirigida por Claude Thélot, adelantadas ayer por La Vanguardia,son vistas en medios de izquierda como un triunfo del nuevo culto a la "moda de la autoridad", según Libération,o como una "tímida propuesta" reformista, según la visión inversa del conservador Le Figaro. La división afecta por igual a los sindicatos de la enseñanza, donde la idea de definir una base común indispensable de conocimientos y la revisión de la formación, misión y hasta dedicación del profesorado centran el debate sobre la enésima reforma.

Apartir de las conclusiones del informe de la comisión de expertos, el primer ministro Raffarin ha prometido presentar a primeros de año el proyecto de una nueva ley de orientación educativa. No se trata desde luego de una ruptura del modelo tradicional de la escuela pública francesa, sino de un intento de adaptación de la anterior ley básica aprobada en 1989 por la izquierda bajo la batuta de Lionel Jospin, a la sazón ministro de Educación. El propio Raffarin dijo ayer que no se trata de abjurar del objetivo del 80% de bachilleres sobre un mismo segmento de edad fijado entonces, sino de sentar el nuevo principio de que "el éxito del alumno debe ser tan importante como el de una clase de edad". Raffarin subrayó la necesidad de transformar el antiguo objetivo de la izquierda, que sin embargo dice asumir, en "algo más fuerte y más justo: el éxito de todos". "Un diploma para todos no es el 80% y un 20% al lado en situación de fracaso", añadió. Unos 160.000 jóvenes abandonan cada año los estudios en Francia sin haber obtenido calificación, según recordó ayer el actual ministro de Educación, François Fillon.

El Gobierno niega que el objetivo de una base común indispensable para todos constituya un retroceso de la exigencia, sino una condición para favorecer la elevación del nivel de formación del país. La formulación teórica del nuevo objetivo básico merece la cita. "Leer, escribir, dominar la lengua y el discurso, contar, conocer las principales funciones matemáticas, expresarse (incluido el inglés de comunicación internacional), saber servirse del ordenador, vivir juntos en la República".

El informe Thélot propone adelantar la escolarización obligatoria a la edad de cinco años, en lugar de seis, incorporando así todo el ciclo de la escuela maternal. También subraya la importancia de reforzar la política de "diferenciación controlada" (o discriminación positiva) para asegurar la diversidad social.


Francia planea una gran reforma que amplía la educación obligatoria a los 5 años
  • Un informe elaborado por 45 'sabios' pide el refuerzo del inglés y la informática

JOAQUÍN PRIETO - París
Una comisión de medio centenar de sabios entregó ayer al Gobierno francés las bases de una gran reforma educativa, que señala que el nivel obligatorio debería ser adelantado en un curso, de modo que los alumnos lo inicien a los cinco años de edad y no a los seis, como en la actualidad. El informe recalca la necesidad de reforzar las clases de Lengua y de Matemáticas, así como de dominar el inglés como "idioma de comunicación internacional", incluir la informática entre las materias "indispensables" y enseñar "valores de la República", es decir, las normas básicas de convivencia. El 90% de los niños franceses ya están escolarizados a los 5 años, por lo que iniciar la enseñanza obligatoria a esa edad implica un problema de organización material y de reforma del contenido del último año de preescolar (que equivale a 6º de educación infantil en España), más que de prepararse para un aumento sensible del número de alumnos.
 
El último año de preescolar se integrará en el primer ciclo de la enseñanza obligatoria, compuesto de tres cursos y orientado decididamente hacia el aprendizaje de la lectura, la escritura y la expresión oral en francés, además de los primeros conocimientos de matemáticas, informática y de "valores de la República", es decir, las normas básicas de convivencia.
 
A partir de los 8 años, el inglés debe ser obligatorio no sólo en teoría, sino también en la práctica, dice el informe. Los expertos lo consideran "una gran causa educativa" para "el éxito de la integración en el siglo XXI" y propugnan la abolición del doblaje de series y telefilmes anglosajones, porque piensan que eso hará avanzar el inglés más que cualquier esfuerzo académico clásico.
 
El informe ha sido redactado por una comisión de 45 personas, esencialmente pedagogos, dirigidas por Claude Thélot, de 58 años, un cartesiano de formación estadística que ha dedicado su vida profesional al Instituto Nacional de Estadísticas y al Tribunal de Cuentas antes de ocuparse de misiones de evaluación en el Ministerio de Educación.
 
En la lógica de este informe, el inglés se sitúa al mismo nivel de importancia que los objetivos de "leer, escribir y expresarse" en la lengua nacional, el de "conocer las principales operaciones matemáticas" y el de "servirse de un ordenador". Que una comisión de franceses se rinda al inglés como "lengua de comunicación internacional" es algo más que una anécdota. El propio presidente de la República, Jacques Chirac, de gira por varios países de Asia, acaba de advertir contra el riesgo de un mundo de "cultura única", provocado por la hegemonía estadounidense y la tendencia a considerar el inglés como la única lengua de comunicación planetaria.
 
Pero si en ese punto hay margen para la polémica, los autores del informe se la juegan con la propuesta de reformar el oficio de profesor. Pues, frente al objetivo actual de que el bachillerato sea cursado por el 80% de los alumnos de cada clase de secundaria, la comisión propugna elevar "el nivel de formación de toda la nación", evitando que 160.000 jóvenes abandonen cada año el sistema escolar (integrado por 12 millones de estudiantes en los ciclos obligatorios). "Esto sólo puede conseguirse con un acompañamiento mayor por parte de los profesores", afirma Claude Thélot.
 
La propuesta, en el lenguaje de la calle, consiste simplemente en que los profesores alarguen su jornada, lo que ha pisado los callos de los sindicatos. Los comisionados dicen que los profesores deben permanecer entre cuatro y ocho horas más en los centros para seguir de cerca a los alumnos, atender a los padres y trabajar en equipo; aunque también precisan que más tiempo de trabajo debería acarrear mayor remuneración.
 
Menos criticadas son las ideas de los comisionados sobre la aplicación de ciertos principios de discriminación positiva. La comisión propone dar más medios a los centros educativos de zonas con alto porcentaje de fracaso escolar, que deberían gozar de un trato excepcional para incitar a la estabilidad de los equipos escolares y concederles mayor autonomía para atacar las causas del fracaso escolar. Asimismo, los expertos proponen al Gobierno que el Estado subvencione el acceso al trabajo de estudiantes de "bachillerato profesional", es decir, de los que normalmente no continuarán hacia la enseñanza superior.
 
El ministro de Educación, François Fillon, ha confirmado que dentro de un mes estará preparado el proyecto de ley sobre la reforma educativa, pero se abstiene de opinar sobre las propuestas de la comisión, animando a que se pronuncien antes las partes sociales y las fuerzas políticas. Cualquiera que sea el grado de acuerdo con las propuestas de los asesores, el primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, ha planteado la aplicación de la reforma educativa para septiembre de 2006, es decir, dentro de casi dos años.

Francia propone aumentar la jornada del profesorado
MONTSE CAPDEVILA.- París
Un informe realizado por una comisión de expertos sobre el futuro de la escuela pública en Francia recomienda adelantar la edad de la escolarización obligatoria de los 6 a los 5 años, que se aumente el tiempo de presencia de los docentes en los centros escolares y se impulse la formación profesional.
El documento, presentado oficialmente ayer al primer ministro, Jean Pierre Raffarin, por Claude Thélot, antiguo presidente del Alto Consejo de Evaluación de la Escuela, se utilizará para elaborar una nueva "ley de orientación" sobre la enseñanza que la mayoría de los sindicatos ha criticado de antemano.

MÁS REMUNERACIÓN
El informe de la comisión Thélot propone ocho "programas de acción" con cuatro objetivos prioritarios: "Educar, instruir, integrar y promover", que pasan, entre otras cosas, por la necesidad de "redefinir el oficio de profesor". Además de enseñar, el docente debe cumplir "otras misiones, como el seguimiento de los alumnos o las relaciones con los padres", lo que "implica un aumento de entre cuatro y ocho horas por semana del tiempo de presencia en los centros escolares, que deberá ser tenido en cuenta en su remuneración".
La medida, que se aplicará a los nuevos profesores y se propondrá a los demás, deberá ir acompañada de docentes "mejor reclutados y formados" si se desea "la transformación y el éxito de la escuela".
Los expertos también se pronuncian a favor de adelantar un año la escolaridad obligatoria, que comenzaría a los 5 años, en lugar de a los 6 como ocurre ahora, para "atenuar la ruptura" en el paso a la educación "elemental".
Sobre las materias educativas, la comisión aboga por una "base común" de saberes fundamentales que deberán dominar los alumnos al término de la enseñanza obligatoria, a los 16 años. Una "autoridad independiente" fijará esa "base", pero se sugiere que, además de la lectura, la escritura y la literatura, formen parte de ella las matemáticas, la informática o el inglés de comunicación internacional, además de reglas de "convivencia", que cada alumno podrá aprender "a su ritmo".

La reforma educativa que prepara España está también debatiéndose
  • España cambiará la Religión y fomentará los idiomas
La reforma educativa que prepara España está también debatiéndose. El Gobierno ha presentado un documento con sus principales propuestas. Para estimular la participación de la comunidad educativa se van a organizar "seis foros de debate en Internet", informó hace unos días la ministra, María Jesús San Segundo. El ministerio ha programado también tres conferencias para octubre, noviembre y diciembre: una de atención a la diversidad del alumnado, otra sobre los objetivos de la educación para 2010 y la tercera se dedicará a la Formación Profesional. También expertos extranjeros analizarán el texto final de reforma que presente el Gobierno socialista, cuyos principales cambios sobre el programa educativo:

- La enseñanza del Inglés empezará en la educación infantil, de los 3 a los 6 años, y de forma obligatoria en 1º de primaria, a los 6 años. Al empezar la educación secundaria obligatoria (ESO), a los 12 años, todos los centros deberán ofrecer un segundo idioma extranjero.

- Los dos primeros cursos de ESO tendrán sólo dos asignaturas más que en primaria, rebajando la carga lectiva.

- Una evaluación en 4º de primaria (nueve años) y en 2º de ESO (13 años), que tendrán efectos académicos, determinarán qué estudiantes van bien y cuáles precisan algún apoyo adicional.

- La escuelas de primaria informarán a los institutos sobre la situación de cada alumno para que organicen los programas de refuerzo necesarios. En 3º y 4º de secundaria habrá desdobles, es decir, se dividirá la clase en grupos reducidos para ofrecer una atención más personalizada en las clases de Matemáticas e Inglés.

- Los alumnos de ESO podrán repetir cualquiera de los cuatro cursos de esta etapa, pero sólo dos veces en total. Los profesores decidirán quién pasa de curso con más de dos suspensos.

- La asignatura de Religión se seguirá ofreciendo para aquéllos que quieran cursarla. Pero se permitirá a los alumnos que no quieran alternativa a no cursarla, si lo acepta el Consejo de Estado y si así lo establecen luego las comunidades autónomas.

- Una asignatura de formación científica común se impartirá en el bachillerato.

- Los alumnos se formarán en valores democráticos a través de una nueva área de Educación para la Ciudadanía.

   STEs Castilla y León Prensa