STEs Castilla y León Prensa

 
R
ecortes de Prensa

Agencias

23/01/04

e
c
o
r
t
e
s

Más de 40 organizaciones sindicales, políticas, de padres y estudiantes pone en marcha una campaña para sacar la Religión de la escuela y derogar los acuerdos con el Vaticano

Más de 40 organizaciones sindicales, políticas, de padres y estudiantes han puesto en marcha una campaña para sacar la Religión de la escuela y derogar los acuerdos con el Vaticano. 'Por una sociedad laica. La Religión fuera de la Escuela', que se presentó hoy en Madrid, celebrará su primer acto reivindicativo el 17 de febrero, con invitados del ámbito cultural.

Posteriormente, en la primera semana de marzo estos agentes educativos realizarán distintas actividades informativas y de protesta en diversos foros, entre ellos las escuelas, para continuar en mayo con un acto a nivel estatal en Madrid, según explicó en rueda de prensa el vicepresidente de la organización Europa Laica, Francisco Delgado.

Para entonces, estos impulsores de la escuela laica esperan tener las primeras noticias sobre los recursos presentados por Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía y cuatro organizaciones en el Tribunal Supremo (TS) contra los decretos de Religión y su alternativa que desarrollan la Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza (LOCE).

Izquierda Unida, la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA), el Sindicato de Estudiantes (SE), la Confederación de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza (STEs), La Confederación General del Trabajo (CGT) y la Federación Estatal de Gays y Lesbianas, entre otras, participan en esta iniciativa.

El PSOE, igual que los sindicatos CCOO y UGT, no se unen a la campaña

El PSOE estuvo en las primeras reuniones, pero finalmente no se unió a esta campaña, igual que los sindicatos CCOO y UGT. Además, los integrantes de esta iniciativa consideran un "disparate" volver a la situación anterior de la LOCE, como pretenden los socialistas, ya que no sería "positivo" para el sistema escolar continuar con los "muchos problemas" que consideran que provocó el planteamiento de la LOGSE de impartir Religión en la escuela a los alumnos que lo deseen y los que no, realicen otras actividades.

"Muchos recursos vamos a presentar para combatir esta solución (del PSOE), ya que no lo requiere así el sistema educativo", afirmó la responsable del área de Educación en Izquierda Unida, Dolores Dolz. Explicó que es "imprescindible" derogar los acuerdos preconstitucionales con la Santa Sede y retirar la Religión del sistema educativo porque su presencia supone "una afrenta y un descalabro".

Así, adelantó que el programa electoral de su partido presentará una "clara" decisión por derogar la LOCE y sacar la Religión de la escuela si Izquierda Unida puede incidir en el Gobierno, tras las elecciones de marzo. A ello, la presidenta de CEAPA, Maite Pina, añadió que se echa de menos en el programa electoral del PSOE en materia educativa una apuesta "clara" por la escuela pública y el laicismo del sistema educativo.

En general, la declaración de intenciones de estas organizaciones aboga por que las creencias religiosas formen parte del ámbito privado y, por ello, que la enseñanza de las religiones quede "al margen" de la educación obligatoria y el currículum escolar. "La escuela, hoy más que nunca, debe ser un espacio público donde el adoctrinamiento religioso o ideológico quede fuera de sus puertas", señalan.

Educación sin dogmas y con valores humanistas

Una educación sin dogmas, en valores humanistas y universales, en la pluralidad y el respeto a los derechos humanos, en la asunción de la diferencia y la diversidad y en los valores éticos, no sexistas y democráticos es su apuesta. "Queremos una escuela donde se sientan cómodos, tanto no creyentes como creyentes de las diversas religiones", añaden, ante la "demanda" social de una "secularización más intensa de la vida pública".

Por ello, creen que la LOCE "atenta" contra principios de igualdad de oportunidades, participación y control social de la educación, libre pensamiento y libertad de conciencia, además de poner en "grave peligro" los avances hacia la coeducación. También denuncian que la reforma educativa profundiza en la desigualdad social y el deterioro de la escuela pública con el incremento de los conciertos con la enseñanza privada.

40 entidades piden que no haya Religión en la escuela
ANTONIO M. YAGÜE.-MADRID

Más de 40 organizaciones exigieron ayer que no se impartan clases de Religión en la escuela pública y que la materia quede al margen del currículo escolar. También anunciaron movilizaciones a favor de una sociedad laica en la que todas las religiones estén fuera del ámbito educativo.

Representantes de IU, la Confederación de Padres de Alumnos (CEAPA), el Sindicato de Estudiantes y el Sindicato de la Enseñanza (STEs), presentaron el manifiesto Por una sociedad laica: la religión fuera de la escuela, suscrito por las entidades, en el que exigen la derogación de los acuerdos del Estado con el Vaticano y defienden una educación "científica, con valores humanistas y sin dogmas".

El manifiesto denuncia que la ley de calidad de la enseñanza (LOCE) supone un retroceso para el sistema educativo, atenta contra los principios de igualdad de oportunidades y extiende la doctrina y la enseñanza de las religiones a todo el alumnado, tanto a través de la opción confesional impartida por profesores nombrados por la Conferencia Episcopal como por la no confesional.

DESMARQUE SOCIALISTA

El PSOE mostró su "enorme respeto" por la campaña, pero matizó que su modelo educativo aboga por una oferta de la Religión "voluntaria, pero no evaluable" y sin una alternativa. La UGT también se desmarcó de la propuesta "porque no conduce a ningún lugar".

40 organizaciones laicas piden que se retire la religión de las escuelas
CARMEN MORÁN - Madrid EL PAÍS

El manifiesto es sencillo: se pide que España derogue los acuerdos firmados con el Vaticano en 1979 (que en 1998 sirvieron de marco a Mariano Rajoy para la polémica reforma del régimen laboral de los profesores del obispado) y que la religión salga fuera del programa escolar. Más de 40 organizaciones lo han suscrito, entre ellas la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa), Izquierda Unida, el sindicato de la enseñanza STEs o el de Estudiantes (SE). Sería largo citar a todos, pero puede afirmarse que componen el atomizado puzzle en que se divide el movimiento laico en España.

Faltaban algunas piezas, aquellos que tradicionalmente han alzado su voz en favor de una educación laica: el PSOE y las federaciones de enseñanza de CC OO y UGT. Los dos sindicatos afirmaron ayer compartir las reivindicaciones del manifiesto, pero el responsable en UGT, Jesús Ramón Copa, destacó que no quieren "entrar en estos momentos en una dinámica de confrontación" que podría beneficiar a partidos políticos de derecha justo en periodo preelectoral. Su homólogo en CC OO, Fernando Lezcano, también resaltó el acuerdo básico con los planteamientos laicos que se promueven. Achacó su ausencia en la presentación del manifiesto a "alguna objeción menor" en la redacción del mismo y a razones organizativas: no han tenido tiempo de consultar en la Comisión Ejecutiva.

El PSOE, que también participó en alguna reunión previa al manifiesto, reivindicó ayer su autonomía y expresó su respeto por todas las organizaciones firmantes. Pero recordó que su posición sobre la religión en la escuela se limita a dejar la asignatura "voluntaria y no evaluable", es decir, de oferta obligatoria para los padres que quieran elegirla, pero sin influencia académica alguna. El manifiesto se leerá públicamente en febrero; en marzo, la campaña por el laicismo en la escuela se presentará en los centros educativos de la mano de Ceapa. Para mayo, pasadas las elecciones, aventuraron un acto estatal en Madrid.

Ver

   STEs Castilla y León Prensa