STEs Castilla y León Prensa

 
R
ecortes de Prensa

13 y15 diciembre 2003

e
c
o
r
t
e
s

Buena acogida sindical a los planes sobre enseñanza del futuro Gobierno de Catalunya

  • USTEC, CC OO y FETE-UGT aplauden que se clarifiquen las cuotas
MAR PADILLA - Barcelona  15-12-2003  http://217.126.92.108/d/c/docs/jb.pdf

Los sindicatos USTEC-STE, Comisiones Obreras (CC OO) y FETE-UGT han expresado su "satisfacción" por las primeras propuestas sobre educación elaboradas por el futuro Gobierno de la Generalitat, fruto del pacto entre el PSC, ERC e ICV. Los sindicatos aplauden, entre otros, el compromiso de aumentar la inversión en educación y el de clarificar el pago de las cuotas en los centros concertados.

Carles Martínez, portavoz del sindicato USTEC-STE -mayoritario en los centros públicos-, expresó su "total satisfacción" por las propuestas del futuro Gobierno de izquierdas referentes al incremento de la inversión en educación, facilitar la transparencia en la gestión y matriculación de los centros, la inmersión lingüística en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y la intención de clarificar el pago de las cuotas en los centros concertados, uno de los caballos de batalla de este sindicato en la última legislatura de Convergència i Unió.

Martínez también mostró su orgullo por el hecho de que Josep Bargalló, de ERC, quien se perfila como el futuro consejero de Enseñanza, esté afiliado al sindicato USTEC-Sefes desde la década de 1980. Martínez afirmó: "Este hecho facilitará la comunicación y el buen entendimiento, y ayudará a aportar al programa educativo una parte de nuestras líneas de trabajo".

Por su parte, Luz Jabardo, portavoz de Comisiones Obreras (CC OO), se sumó a la valoración del futuro Gobierno y lo consideró "un avance total" porque recoge muchas de sus reclamaciones. En opinión de Jabardo, las nuevas propuestas del tripartito son un buen intento para que la Ley de Calidad del Ministerio de Educación "haga el menor daño posible en Cataluña, lo que quizá a la larga podría llevar a elaborar un marco para una futura ley catalana de educación".

En cuanto a la inmersión lingüística, Jabardo la consideró "muy positiva, aunque habrá que ver cómo se resuelve a nivel de profesorado". En general, CC OO prefirió hacer una análisis más extenso pasados unos días. "Debemos esperar a que se propongan medidas más concretas y ver cómo se llevan a cabo", dijo.

Jaume Graells, de FETE-UGT, calificó las nuevas propuestas de "muy positivas" porque significan "un cambio de rumbo y un giro radical en política educativa". Según este sindicato, la tendencia del futuro Gobierno de izquierdas "permitirá ilusionar de nuevo al conjunto de la comunidad educativa y consolidar el sistema". Graells valoró especialmente "el impulso para un pacto nacional de educación", una de las medidas que este sindicato venía reclamando en los últimos años, además del objetivo de incrementar el gasto educativo hasta alcanzar la media europea y la voluntad de revisar la concesión de conciertos educativos.

Usuarios de la sanidad

En el ámbito de la sanidad, el pacto tripartito también ha generado satisfacción entre algunas asociaciones de usuarios. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública considera positivo el hecho de que el acuerdo entre los partidos de izquierdas que formarán el nuevo Gobierno incluya "la necesidad de paralizar las iniciativas de privatización de la atención primaria".

Estas entidades consideran que los planes del consejero de Sanidad saliente, Xavier Pomés, de ceder la gestión de ambulatorios a organismos privados constituyen "uno de los mayores peligros" para el funcionamiento del sistema sanitario público". "Los gobiernos conservadores", señala la federación de usuarios, "llevan muchos años erosionando el funcionamiento" de la sanidad pública.

La patronal católica advierte al futuro Gobierno que no "provoque" al sector educativo privado

  • La escuela concertada pide a los miembros del Gabinete tripartito que no sean "insensatos"
J. M. MARTÍ FONT - Barcelona 13-12-2003

La patronal de la escuela católica advirtió ayer al futuro Gobierno de la Generalitat que no debe llevar adelante "promesas que estaban en un programa electoral de un partido minoritario como Esquerra Republicana que no aspiraba a gobernar". En declaraciones a Servimedia, el sacerdote Francesc Riu, secretario general de Escuela Cristiana de Cataluña, pidió a los miembros del futuro Ejecutivo tripartito que no sean "insensatos" y que no "provoquen" al sector. Riu considera "ilegal" la creación de oficinas únicas que asuman las competencias de admisión de alumnos. La patronal católica ni siquiera ha esperado a que se forme el nuevo Gobierno de la Generalitat para lanzar las primeras amenazas contra la posibilidad de que aplique los acuerdos programáticos sobre el control de la financiación de los centros concertados, objeto de una importante polémica durante la pasada legislatura desde que el Gobierno de CiU decidió subvencionar colegios de élite que cobran mensualidades exorbitantes.

Escuela Cristiana de Cataluña es la patronal mayoritaria de los centros concertados. Según su secretario, algunas de las medidas que prepara el nuevo Ejecutivo catalán en materia de educación vulneran las leyes y la Constitución. Sin embargo, su secretario, Francesc Riu, espera que "se impongan la sensatez y el sentido común" y que el nuevo Gabinete presidido por Pasqual Maragall no lleve adelante "promesas que estaban en un programa electoral de un partido minoritario como Esquerra Republicana que no aspiraba a gobernar".

A Riu le preocupa especialmente el establecimiento de una red única de todos los centros financiados con fondos públicos, que incluya a los privados concertados. La propuesta del tripartido aumenta la dotación económica para los que cumplan las condiciones, pero impone un mayor control sobre sus finanzas. "Los centros públicos", asegura el sacerdote, "se rigen por unas normas, y los concertados por otras, porque tienen una naturaleza jurídica diferente".

Oficinas de matriculación

Al secretario de Escuela Cristiana también le preocupa que se creen las oficinas únicas de matriculación, una vieja petición del sector educativo, que considera que el actual modelo permite a los colegios concertados seleccionar a su alumnado y promueve la creación de guetos en los centros públicos. Estas oficinas pondrían en manos de los ayuntamientos el proceso de admisión de alumnos y permitirían evitar la concentración de los colectivos más problemáticos en la escuela pública. La patronal católica considera que no respeta el derecho de elección de los padres ni el de la dirección de los centros en la incorporación de nuevos estudiantes.

Finalmente, a Riu también le desagrada que el nuevo Ejecutivo catalán quiera "saltarse" la Ley de Calidad de la ministra Pilar del Castillo en lo que respecta a la enseñanza de religión, que esta norma legal convierte en obligatoria. "Esta asignatura", afirmó, "no puede reducirse al ámbito familiar y de la comunidad religiosa, como quieren, porque eso no está previsto ni en la Constitución, ni en la Ley de Calidad, ni en la LODE socialista".

Riu confía en que los nuevos mandatarios catalanes "no sean insensatos" y no pretendan "partir de cero" y soñar con medidas "con las que todos", dijo, "lo pasaremos mal, incluidos ellos". Al preguntársele si su colectivo convocará movilizaciones en caso de que las medidas anunciadas prosperen, avisó: "Espero que no haya que llegar a movilizaciones. Pero para ello hace falta que no nos provoquen reacciones que no gustan a nadie, porque en Cataluña nunca ha habido un clima de crispación en este ámbito".

   STEs Castilla y León Prensa