STEs Castilla y León PrensaLey de Calidad

 
R
ecortes de Prensa

  

23 de abril de 2003

e
c
o
r
t
e
s

Las autonomías obligadas a enseñar 4 horas de castellano a la semana
El Ministerio de Educación fija por decreto los mínimos lectivos para la lengua común - La ambigua redacción de la LOGSE ha permitido que lo habitual en Cataluña sea impartir solamente dos horas
PEDRO SIMON
MADRID.- El Gobierno reforzará la lengua española en el polémico frente de la enseñanza autonómica. Las comunidades que tengan lengua propia deberán impartir un mínimo de cuatro horas semanales de castellano en la enseñanza primaria (entre seis y 12 años) y tres en la secundaria (entre 12 y 16).

Así se establece en el borrador de uno de los reales decretos de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación, cuyas líneas en lo tocante a la enseñanza lingüística fueron desveladas oficialmente ayer.

«La preocupación por el aprendizaje de la lengua castellana en comprensión lectora, escrita y oral ha sido un distintivo de esta ministra y de este equipo ministerial», explicó la titular del departamento, Pilar del Castillo, como queriendo enmarcar en su contexto la medida estrella de la jornada.

Después de haber sido presentados formalmente a las autonomías, los primeros proyectos de reales decretos se debatirán el 29 de abril en el Consejo Escolar del Estado.

Hoy en día, el Gobierno fija el 65% de los contenidos en las regiones sin lengua propia, dejando el 35% para la Administración autonómica.

En el caso de las comunidades con lengua cooficial, el porcentaje de tarta autóctona asciende 10 puntos hasta el 45%, se especifica, «para la organización de las enseñanzas de la mencionada lengua propia».

Algunas comunidades como Cataluña, según fuentes de la Alta Inspección del Ministerio, están utilizado esta suerte de anchura legal para impartir únicamente dos horas de castellano a la semana (en vez de las cuatro previstas).

El proyecto de real decreto de Educación especifica que, como mínimo, en las autonomías con lengua propia deberán impartirse 275 horas de castellano en la enseñanza primaria y 210 en la secundaria. Las vistas del Gobierno en este asunto están puestas en la Generalitat.

En las aulas catalanas, indican los datos oficiales, el problema reside básicamente en el primer ciclo de primaria (donde se dan 140 horas de español al año frente a las 245 de catalán); y en el segundo y tercer ciclo (140 de castellano frente a 210 de lengua propia). En el resto de comunidades afectadas, Galicia, País Vasco, Baleares y Valencia, la situación no ha despertado tanta preocupación en el departamento de Pilar del Castillo.

«Sobre las espaldas del aprendizaje de la lengua castellana está recayendo el aprendizaje de la lengua cooficial», se lamentó ayer la ministra de Educación. Y añadió sin citar culpables: «Con la nueva regulación se darán como mínimo unas cuatro horas a la semana. Ahora esto no sucede: en algunas casos, la LOGSE se está utilizando para sólo dar dos horas semanales de lengua española».

La LOGSE, tocada

La cuestión idiomática en ciernes la ha salvado el Gobierno cambiando la redacción laxa del texto de la LOGSE en los decretos de desarrollo de la ley, de una forma mucho más específica en defensa de la integridad del español. La culpa, comentó la ministra, la tiene «la ambigüedad» de la ley socialista.

Decía la LOGSE que las «comunidades autónomas con lengua oficial distinta del castellano» deberían «garantizar una distribución proporcional de dicho porcentaje entre las diferentes áreas lingüísticas».El texto literal del borrador de uno de los reales decretos de la LOCE especifica: «En todo caso, el horario escolar correspondiente a las enseñanzas comunes de la lengua castellana será, como mínimo, de 275 horas para cada uno de los ciclos de primaria [cuatro horas a la semana] y de 210 horas para cada ciclo de secundaria [tres semanales]».

«Una imposición»

Con aires preelectorales, Del Castillo aprovechó la intervención de ayer para recordar, a su juicio, los logros del Gobierno popular en materia educativa, haciendo especial hincapié en el asunto de la lengua. A saber: se adelanta por ley al segundo ciclo de Infantil (entre tres y seis años) el inicio de las técnicas de lectura y escritura (actualmente está en primero de primaria, seis años); se establece que en todas las áreas y asignaturas del currículo se desarrollarán actividades de fomento de la lectura y de la expresión oral...

«Todos queremos que las chicas y chicos aprendan, pero las imposiciones de un mínimo resultan un problema, porque diezman y disminuyen el resto de materias a impartir. ¿Qué pasará con el cálculo, con las ciencias, con el idioma extranjero?...», respondía Carme Chacón, portavoz de Educación del PSOE.

«Las decisiones del Gobierno deben respetar la pluralidad lingüística de nuestro país, que está en la Constitución. El respeto a estas lenguas es un deber constitucional que tiene Pilar del Castillo como ministra de Educación de España».

   STEs Castilla y León PrensaLey de Calidad