STEs Castilla y León Prensa

 
R
ecortes de Prensa

 
Martes 15 de abril de 2003
e
c
o
r
t
e
s

Los consejos escolares decidirán sobre la retirada de símbolos religiosos.

DIARIO DE VALLADOLID

La Junta dejará a los Consejos Escolares de los colegios públicos la decisión sobre la retirada de símbolos religiosos de las aulas, en aquellos casos que lo solicite previamente algún miembro de la comunidad educativa, ya que una norma general llevaría a «tensiones».

Esta es la contestación dada por la Consejería de Educación a la resolución dictada por el Procurador del Común en septiembre de 2002, en la que instaba a la Junta a promover la retirada de símbolos religiosos en los centros escolares públicos, por considerar que su presencia en las aulas «vulneras el derecho a no profesar ninguna creencia religiosa», informa efe.

En la respuesta de la Junta, según un comunicado del Procurador del Común, la Consejería «estima que las decisiones que puedan tomarse al respecto han de ser alcanzadas a través del Consejo Escolar», como órgano de participación de los distintos sectores en el control y gestión del centro.

El departamento autonómico de Educación y Cultura, según dichas fuentes, de «entiende que dictar una norma de carácter general suscitaría, probablemente, tensiones en le seno de algunas comunidades educativas, generando conflictos donde ahora no existen».

Los consejos escolares podrán eliminar los símbolos religiosos.

Los consejos escolares de cada centro educativo de la región serán los que se decidan si se permite o no la presencia de símbolos religiosos en los colegios e institutos de Castilla y León.

 La Consejería de Educación responde así a la resolución dictada por el Procurador del Común, quien instaba a que, conforme a la garantía del principio de aconfesionalidad del Estado y el derecho a la libertad religiosa, se adoptarán las actuaciones precisas con el fin fr retirar los símbolos religiosos existentes en las aulas de los centros públicos, siempre que hubiere una solicitud expresa en tal sentido.

En su respuesta, el departamento que dirige Tomás Villanueva estima que es competencia del consejo escolar de cada centro, y no de la Administración, el tomar esta decisión, ya «que dictar una norma de carácter general suscitaría, probablemente, tensiones en le seno de algunas comunidades educativas». Asimismo, Educación recuerda que no se suministran, como dotación de material escolar, símbolos religiosos de ninguna confesión a los centros.

   STEs Castilla y León Prensa