STEs Castilla y LeónOpinión Comunicados
 

Los horarios en Secundaria

 ESCUELA HOY
nº 60 junio 2003

 

E

ES un hecho que en Castilla y León, en unas provincias más que en otras, nos encontramos con una aplicación inadecuada de la normativa sobre horarios que se deben aplicar al profesorado de Secundaria en sus distintos niveles y según su pertenencia a distintos cuerpos. Las quejas de una parte del profesorado se centran en dos temas prioritarios:

1. La realización de más de 18 horas lectivas en sus horarios individuales, que permite la normativa hasta 20 horas lectivas, y extraordinariamente 21 horas, siempre que las necesidades extraordinarias así lo requieran, teniendo como condición que se realicen siempre en la misma disciplina de la que se es titular y nunca para aplicarse a materias fuera del departamento. En el caso de que el profesorado realice esas 19, 20/21 horas lectivas deberá ser compensado por esa realización extraordinaria con dos horas complementarias en su horario personal -dos horas y no una-.

Aquí es donde se da gran parte de la picaresca por parte de los equipos directivos, mal aconsejados por los inspectores de turno, que computan dentro de estas dos horas la hora extraordinaria que realiza el profesor como lectiva; la otra sería la de compensación. Así que, ojo al horario, y mirad en ese primer horario individual provisional si realmente se cumple esa compensación de dos horas complementarias.

Como paradoja, se da el caso de que si un profesor realiza 21 horas lectivas, se le debiera compensar con 6 horas complementarias y no debería realizar ninguna hora complementaria más, si ,, exceptuamos la hora de reunión de departamento de cumplimiento obligatorio.

Este tema tiene una vertiente jurídica que apoya todo lo dicho anteriormente y que se manifiesta en nuestra Comunidad con una primera sentencia a favor de una profesora en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Soria. Esta sentencia fue recurrida ante el Tribunal Superior de lo Contencioso Administrativo de Burgos por la propia Junta de Castilla y León, donde se ratificó la Sentencia dando la razón a la demandante, y donde destacamos los siguientes párrafos:

"como el demandante argumenta, al ser 20 las horas lectivas que figuran en su horario, el incremento de 2 horas lectivas supone la disminución de 4 complementarías y d en base a la legislación aplicable

“según el sentido propio de las palabras” (art. 3.1. del código civil) del transcrito punto de la orden ministerial de 29-6 -94, esa es la interpretación que ha de prevalecer, que es por cierto la sustentada por la Subdirección General de Centros de Bachillerato, según consulta emitida a instancia del interesado, y no la mantenida por las resoluciones atacadas que se basan en la circular 9/1991 de la Dirección General de Coordinación y de la Alta Inspección, que en ningún caso, dado su grado) pueden vulnerar la orden de 29 de junio de 1994 (art, 23 de la ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado)”.

Esta sentencia es corroborada por sentencias anteriores en otras Comunidades Autónomas en sus respectivos tribunales Superiores de Justicia como en la Sala de Gran Canaria de 29-10-1999, o en Murcia donde nos encontramos con a sentencia de 30 de Septiembre de 1998, donde se establecía como novedad el reconocimiento por parte del recurrente a percibir la parte económica por la realización de esas horas a mayores realizadas en su horario individual.

Tenemos otra sentencia en Murcia (sentencia n° 534 de la Sala de lo Contencioso-administrativo del tribunal Superior de Justicia de Murcia), muy interesante porque delimita claramente la realización del horario para maestros incorporados a los l.E.S., donde proclama que el horario de los maestros destinados en un Instituto debe ser igual al horario de los profeores de Educación Secundaria y Profesores técnicos de Formación profesional, establecido en la instrucción n°77 y, por consiguiente, los períodos que excedan entre los 18 y 21, deben serles compensados con dos horas complementarias por cada período lectivo.

En el balance sindical que debemos hacer, debe unirse la gran importancia que tiene este tema (si como venimos observando en la provincia de Palencia en los dos últimos cursos más de un 40% del profesorado total de los lES e lESOS realiza como habitual cada curso más de esas 18 horas lectivas) en la no amortización de plazas ya que si estas horas se realizaran por parte de otro profesorado significarían horas reconocidas en plantillas y mantenimiento o creación de nuevos puestos de trabajo.

En el Estado español nos encontramos con situaciones diversas, pero podemos decir que hay Comunidades donde se respeta escrupulosamente este tema como en Canarias, donde el límite máximo regulado es de 20 horas y no 21 horas lectivas; en Galicia se hace 20 períodos incluyendo guardias, hace 20 períodos incluyendo guardias, contemplándose 3 horas como complementarias fijas; en Andalucía se contempla para el próximo curso que los tutores de 2° y 3° de ESO. tendrán 16 horas lectivas más 1 de tutoría lectiva y 1 hora de atención al alumnado, imponiéndose en el curso siguiente para todos los tutores de la ESO. Además, los mayores de 55 años tendrán una reducción de 1 hora lectiva por tener esa edad ampliándose a 2 horas en el curso siguiente independientemente de que seas tutor.

Debemos reclamar el horario definitivo que nos den firmado por el Director del Centro si no estamos de acuerdo en los siguientes treinta días mediante un recurso de alzada ante el Director Provincial correspondiente de la Junta de Castilla y León, sin olvidar que nuestro Sindicato de STEs está para que nos preguntéis y nos informéis de estas cuestiones que nosotros procuraremos dar trámite a través de las respectivas Juntas de Personal.

2. El segundo tema es consecuencia del anterior, y es el cómputo realizado en algunas provincias de los períodos lectivos, sean de 50 o 55 minutos, en su tiempo en minutos, cuando la normativa de a citada orden ministerial de 29 de Junio de 1994 nos comenta que se deben considerar como períodos de 60 minutos, sea cual sea la duración de éstos. Es decir, que todas las horas lectivas tendrán la consideración de 60 minutos y así se deben contemplar en el horario del profesor/a. La triquiñuela de la Administración es contemplar estos en sus minutos aludiendo a que el profesorado no está impartiendo clase, como si éste se fuera del centro y no estuviera en el trabajo.

Pongamos un ejemplo: un profesor que realice 19 horas o períodos lectivos de 50 minutos verá en su horario 19x60=950 minutos, que se corresponden a 15,84 minutos aproximadamente. Si esto estuviera bien contemplado, debería figurar 19 horas lectivas de 60 minutos más las correspondientes horas complementarias hasta llegar a las 25 horas de permanencia semanal en el centro, con lo que podríamos decir que estamos haciendo 3 horas y 10 minutos de horas lectivas más que no se nos están contabilizando.

En este tema hay que decir que la normativa aludida entendemos que contempla que se contabilicen en minutos, porque pueden ser de diferente minutaje, las horas complementarias exclusivamente para llegar al computo de esas 25 horas de permanencia en el centro, que unidas a las 5 horas semanales por evaluaciones y otros conceptos nos llevan a las 30 horas semanales.

En este tema, en otras Comunidades nos encontramos con distintas variantes que van desde la Comunidad de Castilla la Mancha donde se plantea la aplicación del Acuerdo de la Jornada de 35 horas semanales reduciendo a 29 las horas de permanencia, asignándose 24 a las de permanencia en el centro más otras 5 de claustros y evaluaciones. En Galicia y Murcia se contaba como períodos de una hora, pero parece inminente un cambio para este curso. En la Rioja se adaptan las horas complementarias con dos períodos más si son de 55 minutos hasta llegar hasta los 27.

Entre todo este entramado parece claro que debemos seguir la orden de 29 de Junio del 94, complementada con el Reglamento Orgánico de Institutos 83/ 1996, donde se mantienen esta tesis de que los períodos deben contabilizarse como períodos de 60 minutos, y que sólo serán aplicadas en minutaje las horas complementarias.

F. Javier Gómez García

 
Más información

 
    STEs Castilla y LeónOpinión Comunicados